Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, presenta las previsiones del invierno en 2018 en la sede del ejecutivo comunitario en Bruselas, el 7 de febrero de 2018

(afp_tickers)

La Comisión Europea revisó este miércoles al alza sus previsiones de crecimiento para 2018 y para 2019 de una Eurozona que registró el año pasado su mayor expansión desde el estallido de la crisis financiera mundial.

La economía de los 19 países del euro en su conjunto crecerá un 2,3% en 2018 y un 2% en 2019, según las previsiones de invierno del ejecutivo comunitario, que eleva así en dos décimas y una décima, respectivamente, su proyección de noviembre.

"Tras varios años de recuperación gradual y moderada, Europa conoce finalmente una expansión solida y sostenible", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, subrayando que "2017 fue el mejor en 10 años".

En 2017, el Producto Interior Bruto (PIB) registró una expansión del 2,4%, según las estimaciones desveladas este miércoles, un crecimiento anual que la oficina europea de estadísticas Eurostat había elevado incluso al 2,5% la semana pasada.

Sin embargo, no alcanza todavía el 3% registrado en 2007, justo antes del inicio del crash financiero mundial que desencadenó una crisis de la deuda en los países del euro y los sumió en varios años de recesión.

Bruselas destaca una mejor coyuntura en Europa, donde "los mercados de trabajo siguen mejorando y la confianza de los operadores económicos es especialmente elevada" en un contexto de recuperación económica mundial mayor de lo previsto.

Moscovici apuntó no obstante al elevado nivel de desempleo en la zona euro que, según Eurostat, cerró 2017 en un 8,7% de la población activa. Este indicador quedó fuera de las previsiones de invierno de la Comisión que sólo aborda el crecimiento y la inflación.

- España crece pese a la crisis catalana -

De las cuatro principales economías del euro, España registraría la mayor expansión en 2018, en un 2,6%. Pese a la crisis política en Cataluña, Bruselas revisa una décima al alza su previsión, ya que continúan "confiando en [sus] capacidades de crecimiento", según el comisario europeo.

El informe, que prevé un crecimiento en 2017 para España del 3,1%, considera que las consecuencias de los "acontecimientos recientes en Cataluña" fueron "contenidas", si bien "desarrollos futuros podrían tener un impacto", imposible de anticipar por el momento.

En 2019, el crecimiento español se situaría en el 2,1%, al igual que el de Alemania, la primera economía de la zona euro. La expansión germana se ralentizaría así dos décimas desde el 2,3% que la Comisión prevé para 2018.

Francia, la segunda economía, registraría mejores resultados respecto a lo estimado en noviembre: un 2% (+0,3) en 2018 y un 1,8% (+0,2) un año después. La proyección para Italia progresaría dos décimas tanto en el vigente año, al 1,5%, como en 2019, al 1,2%.

La revisión al alza del crecimiento económico representa una buena noticia tanto para España como para Francia, los dos únicos países de la zona euro que incumplen las reglas europeas por tener un déficit público superior al 3%.

- La incógnita Brexit -

Para el conjunto de los 28 países de la Unión Europea, Bruselas también revisa también registrar su previsión al alza, al 2,3% (+0,2) en 2018. En 2019, cuando está prevista la retirada de Reino Unido de la UE, la expansión sería del 2% (+0,1), si se tiene en cuenta a los británicos.

Sin Reino Unido, que negocia actualmente las condiciones de su divorcio y la futura relación con el bloque europeo, el crecimiento del resto de 27 socios de Londres en su conjunto se situaría en el 2,1% en el 2019.

La economía británica crecería ese año un 1,1%, después de un 1,4% en 2018, aunque Bruselas advierte que esa proyección para el año del Brexit es una "hipótesis meramente técnica", basada en el "mantenimiento de las relaciones comerciales" actuales entre Reino Unido y la UE.

La inflación por su parte debería situarse todavía lejos del objetivo cercano al 2% que desea el Banco Central Europeo (BCE). En 2018, se situaría en el 1,5% antes de progresar una décima al 1,6% un año después.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP