Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, durante un debate en el Ejecutivo Europeo, el 8 de junio de 2016 en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo

(afp_tickers)

La amenaza de suspensión de fondos estructurales para España y Portugal a causa de su excesivo déficit fiscal empieza a tomar forma en la Unión Europea, según una carta del vicepresidente de la Comisión, teniendo en cuenta, no obstante, las dificultades socioeconómicas de estos países.

En esta misiva cursada al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y que AFP pudo consultar el sábado, el vicepresidente de la Comisión Jyrki Katainen constata que Madrid y Lisboa no adoptaron las medidas necesarias para reducir sus excesivos déficits, por lo que el Ejecutivo europeo deberá proponer una suspensión de fondos estructurales.

"Para determinar el alcance y el nivel de las suspensiones, la Comisión utilizará todos los criterios disponibles definidos en la reglamentación, entre ellos los factores socioeconómicos que afectan a estos Estados miembros", escribe el comisario responsable de estos fondos, que buscan reducir las diferencias en el nivel de desarrollo en Europa.

Katainen dejá entrever que el Ejecutivo europeo tomará en consideración la situación socioeconómica de estos dos países, donde se registran niveles de desempleo muy superiores a la media de la zona euro.

Además, para determinar qué fondos se verán afectados y en qué medida, la Comisión iniciará "un diálogo estructurado con el Parlamento Europeo para presentar una propuesta equilibrada", añade Katainen.

Según las reglas europeas, tras constatarse un excesivo déficit fiscal (como ya se hizo en julio), la Comisión debe proponer la suspensión de una parte de los fondos estructurales comprometidos, que puede alcanzar el 0,5% del PIB o hasta el 50% de los compromisos para 2017.

La carta del vicepresidente añade un anexo con una lista de 12 fondos portugueses y de unos 60 fondos españoles, que pueden verse afectados por una suspensión total o parcial.

Los ministros de Finanzas de la zona euro constataron el pasado 12 de julio que España y Portugal "no tomaron suficientes acciones efectivas para (...) corregir sus excesivos déficits", iniciando así un proceso sin precedentes que puede conducir a multas económicas.

Además de la suspensión de fondos, la Comisión Europea tiene 20 días para proponer multas, cuyo monto máximo es del 0,2% del PIB de cada país. Una fuente próxima al dossier indicó que debería hacerlo el 27 de julio.

Mientras tanto, España y Portugal han defendido su causa.

"No hay ninguna justificación para aplicar sanciones por un resultado que no se alcanzó en 2015, máxime cuando la Comisión Europea reconoce que alcanzaremos este año el objetivo" de un déficit inferior al 3% del PIB, reiteró este sábado el primer ministro portugués, António Costa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP