AFP internacional

La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, posan frente al número 10 de Downing Street, en Londres, el 6 de abril de 2017

(afp_tickers)

La Unión Europea endureció su posición en la negociación con Reino Unido sobre su salida del bloque, concretamente respecto al derecho de los ciudadanos, la factura a pagar por Londres y los servicios financieros, según un documento consultado este martes por la AFP.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, presentó a finales de marzo un borrador con las orientaciones de la UE en las negociaciones que los diplomáticos de los países europeos debaten desde entonces, cara a su aprobación por parte de los mandatarios este sábado en una cumbre en Bruselas.

En sus últimas modificaciones, los 27 quieren garantizar "el derecho a adquirir la residencia permanente tras cinco años seguidos de residencia legal", tanto para los británicos residentes en el resto de países del bloque, como para los europeos que viven en Reino Unido.

Después de que los británicos votaran a favor del Brexit en una consulta cuyo debate estuvo centrado en limitar la migración, la cuestión de los derechos de los ciudadanos es uno de los temas espinosos del proceso de divorcio junto a la cuestión de la factura.

La UE precisa en el documento que Reino Unido deberá abonar el dinero comprometido por Londres en "el marco financiero plurianual" vigente hasta 2020, pese a que el Brexit podría tener lugar de manera efectiva en el primer trimestre de 2019.

Según fuentes europeas, el monto que debería abonar Londres por su marcha podría alcanzar los 60.000 millones de euros (64.000 millones de dólares) en total.

Respecto a la cuestión de los servicios financieros, los representantes de los países de la UE rechazan su inclusión en cualquier futuro acuerdo de libre comercio con Reino Unido y precisan que este "deberá proteger la estabilidad financiera de la UE y respetar su régimen de regulación", según el texto.

El documento no modifica la propuesta de Tusk de que cualquier acuerdo sobre las futuras relaciones entre Gibraltar y la UE deberá contar con el acuerdo previo entre Londres y Madrid.

Los ministros de Asuntos Europeos debatirán el jueves este documento, antes de que los mandatarios europeos se pronuncien sobre él el próximo sábado.

Londres lanzó el pasado 29 de marzo el proceso de divorcio con la UE, cuyas negociaciones efectivas podrían comenzar a principios de junio, tras las elecciones legislativas anticipadas del 8 de junio en Reino Unido.

AFP

 AFP internacional