Navigation

La UE llama a China y Filipinas a "resolver" pacíficamente" su diferendo marítimo

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llega a la cumbre Asia-Europa, el 15 de julio de 2016 en Mongolia afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 julio 2016 - 18:21
(AFP)

La Unión Europea llamó el viernes a China y a Filipinas a "resolver de manera pacífica" su diferendo territorial en el mar de China Meridional, luego del arbitraje pronunciado el martes por una corte internacional, llamándolos a "respetar el derecho internacional".

"La UE no toma posición sobre los aspectos de soberanía" en ese diferendo territorial, que provocó un aumento de tensión entre China y Filipinas, precisó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, que habló en nombre de los 28 Estados miembros de la UE.

La UE preveía publicar esta declaración cuando la Corte permanente de arbitraje, con sede en La Haya, publicara su sentencia.

Pero varios países del Este, entre ellos Croacia y Eslovenia, que también presentaron un diferendo territorial sobre la costa adriática ante esa Corte, bloqueaban la publicación, según fuentes diplomáticas.

Varias reuniones entre los embajadores de los 28 países de la UE fueron necesarias en los últimos días para llegar a un acuerdo sobre el lenguaje que debía utilizarse. La declaración es por lo tanto el resultado de un "ejercicio de equilibrio difícil", dijo uno de los diplomáticos, que pidió el anonimato.

La UE y sus Estados miembros se limitan "reconocer el arbitraje pronunciado por el tribunal arbitral, y están determinados a mantener el orden legal de los mares y océanos según los principios del derecho internacional".

La Unión "expresa la necesidad de que las partes resuelvan este diferendo de manera pacífica, clarifiquen sus reivindicaciones y sigan el proceso en el marco del respeto y de conformidad con el derecho internacional".

El asunto de China, donde se acaba de realizar una cumbre con la UE en presencia del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, Mogherini y el presidente de la Comisión europea, Jean-Claude Juncker, será una de las "papas calientes" de la reunión de los ministros europeos de Relaciones exteriores, el lunes en Bruselas, según otro diplomático.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo