Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos jóvenes migrantes caminan por una carretera de Ventimiglia, al norte de Italia, cerca de la frontera con Francia, el pasado 8 de agosto

(afp_tickers)

La Comisión Europea decidió este jueves denunciar a la República Checa, Hungría y Polonia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por no cumplir sus cuotas de acogida de refugiados.

Bruselas acusa a estos tres países de no haber cumplido las cuotas del programa temporal de relocalización de urgencia de refugiados desde Italia y Grecia, los principales puntos de entrada al bloque.

"Hungría no tomó ninguna medida desde que empezó el programa de relocalización y Polonia no llevó a cabo ninguna relocalización ni ofreció ninguna plaza desde diciembre de 2015. La República Checa no procedió a ninguna relocalización desde agosto de 2016 ni ha ofrecido ninguna plaza desde hace más de un año", explicó la Comisión en un comunicado.

Hungría y Eslovaquia intentaron sin éxito ante el TJUE derogar el programa.

Según cifras oficiales a 1 de diciembre, la República Checa prometió acoger 40 personas y sólo recibió a 12 procedentes de Grecia. Polonia prometió por su parte 100 plazas y no acogió a ningún refugiado.

El programa europeo, que debía encarnar la solidaridad de los países de la UE entre ellos, ha terminado poniendo en evidencia sus divisiones. Del objetivo oficial de 160.000 relocalizaciones solo se han llevado a cabo 32.000.

Este resultado se explica en parte por la oposición de algunos países de cumplir estas cuotas que afectaban principalmente a refugiados sirios y eritreos (y no a los migrantes llamados económicos).

Tras conocerse la denuncia el ministro polaco de Exteriores Witold Waszczykowski, dijo sin embargo que "nada cambiará". "No estamos de acuerdo con la solución que propuso la UE hace dos años", aseguró.

Por su parte el primer ministro electo checo, Andrej Babis, dijo que "las cuotas son un sinsentido y refuerzan la popularidad de los partidos extremistas en Europa".

Aunque la llegada de migrantes a las costas de Grecia e Italia ha disminuido en los últimos meses, la Comisión Europea quiere poner en marcha un sistema permanente de acogida, con cuotas que pueden imponerse a los países miembros en caso de aumento excepcional.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP