Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un tractor dispersa hervicida en un campo de soja en Campo Verde, Mato Grosso, Brasil el 30 de enero de 2011

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) pospuso este martes un voto sobre la renovación de la autorización por 15 años del glifosato, sustancia activa utilizada en los herbicidas, luego de que varios países del bloque se unieran a los detractores de esta sustancia, según diferentes fuentes.

La Comisión Europea debía someter al voto de un comité de expertos que representan a los Estados miembros, reunidos el lunes y martes en Bruselas, la renovación de la autorización que vence en junio.

Pero por la presión y la amenaza de no obtener la mayoría calificada el tema no fue sometido, aunque sí debatido, señalaron fuentes europeas.

Según fuentes diplomáticas no se alcanzó la mayoría necesaria para su adopción, esto esto es 55% de los Estados que representen 65% de la población de la UE.

La Comisión se rehusó este martes a confirmar que se pospuso el voto sobre esta autorización que provoca una ola de protestas de las organización no gubernamentales y de eurodiputados.

"Los servicios de la Comisión y los Estados miembros discutieron los próximos pasos", declaró una fuente comunitaria, subrayando que "hay tiempo para tener mayores discusiones".

El comité de expertos debe volver a reunirse el 18 y 19 de mayo. El tema puede sin embargo ser tratado antes "si es necesario".

Holanda había adelantado la semana pasada que pediría que el voto fuera pospuesto. Francia, Suecia e Italia habían advertido que votarían en contra.

Alemania, en donde los ecologistas militan en contra de la renovación, también habría pedido posponer el voto, lo que dejó sin mayoría calificada para proceder.

Las consecuencias del glifosato en la salud difieren. La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por su siglas en inglés), agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó en marzo pasado al glifosato, presente entre otros en el Roundup de Monsanto, uno de los herbicidas más vendidos en el mundo, de cancerígeno "probable para el hombre".

En cambio, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) juzgó en noviembre como "improbable" que fuera cancerígeno, opinión aplaudida por la industria agroquímica.

La Comisión Europea se basó en la opinión de la EFSA para proponer la renovación de autorización.

El uso de herbicidas que contienen glifosato se generalizó rápidamente desde que salió al mercado en la década de 1970. Con el desarrollo de cultivos transgénicos resistentes a esa sustancia, como la soja RR (Roundup Ready) de Monsanto, su uso se generalizó aún más.

El gigante estadounidense Monsanto estimó en un comunicado que "la autorización europea de los pesticidas es un proceso riguroso y transparente" y que esperaba un voto pronto de los Estados miembros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP