Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un teléfono móvil con el logotipo de la compañía Telefónica junto a una tienda de la compañía O2 en Londres, el 31 de octubre de 2016

(afp_tickers)

La Comisión Europea prohibiría en mayo la compra por parte del conglomerado hongkonés Hutchison Whampoa del operador británico de telefonía móvil O2, propiedad del grupo español Telefónica, informó este miércoles a la AFP una fuente próxima al asunto.

"Se espera que la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, prohíba la adquisición", explicó la fuente, sin avanzar fechas. Un portavoz de la Comisión rehusó comentar esta información y se limitó a recordar que el organismo europeo tiene plazo hasta el 19 de mayo para dar a conocer su decisión.

Telefónica contaba con esta venta, por un monto de 14.000 millones de euros, para empezar a reducir su deuda neta de más de 50.000 millones a finales de marzo.

En una conferencia para analistas el 29 de abril, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, señaló que "empezaba a estudiar medidas alternativas" en caso de un veto de Bruselas. Preguntado este miércoles, el grupo español se abstuvo de brindar ningún comentario.

Controlado por el magnate Li Ka-Shing, uno de los hombres más ricos de Asia, Hutchison Whampoa, también propietario del operador británico Three UK, anunció en enero de 2015 la adquisición del grupo rival O2.

A finales de octubre de 2015, la Comisión Europea anunció la apertura de una investigación para determinar si este proyecto podría perjudicar la competencia en el Reino Unido. Bruselas había expresado su temor de que "la operación conllevara una subida de precios, una reducción de la oferta y una menor innovación para los clientes de los servicios de telecomunicaciones móviles en el Reino Unido".

La operación asociaría O2, el segundo operador de red móvil británico, con Three UK, el cuarto, y crearía el mayor operador del país, por lo que autoridades de regulación locales han emitido dudas sobre su utilidad para el consumidor, al reducir la competencia.

"Telefónica está convencida de que las soluciones propuestas por Hutchison responden a las inquietudes de la comisión", dijo también Álvarez-Pallete en su conferencia a finales de abril. Las garantías ofrecidas "no tienen precedentes", añadió en relación a la promesa del grupo asiático de desprenderse de Tesco Mobile, con una cuota de mercado del 5%.

El caso se sigue de cerca desde el Reino Unido, pues un eventual visto bueno de la operación por parte de Bruselas podría dar argumentos a los euroescépticos pocas semanas antes del referéndum previsto para el 23 de junio sobre la permanencia o la salida del país en la Unión Europea (UE).

"Un estricto análisis legal justificaría dar luz verde. Pero no se puede descartar una decisión negativa, sin duda por razones políticas, especialmente en el contexto del 'Brexit' y de la fuerte oposición que manifestaron los reguladores locales", opinó el presidente de Telefónica.

También sería un golpe duro para los grupos de telecomunicaciones europeos, que reclaman a Bruselas una flexibilización de la normativa de competencia para consolidar un mercado fragmentado e impulsar las inversiones en el sector.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP