Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer ucraniana rezando por el cese de los bombardeos en Donetsk, en la parte este del país, el 29 de enero de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) prorrogó este lunes por seis meses las sanciones económicas contra Rusia, por su presunta implicación en el conflicto en Ucrania, con quien no pudo hallar un acuerdo para sosegar sus inquietudes antes de que comience a regir el acuerdo comercial entre Bruselas y Kiev.

"El 21 de diciembre de 2015, el Consejo Europeo (que representa a los 28 Estados miembros de la UE) prolongó las sanciones económicas contra Rusia hasta el 31 de julio de 2016", indicó la UE en un comunicado.

El bloque europeo había impuesto sanciones económicas, contra el sector petrolero, los servicios financieros y personalidades rusas, el 31 de julio de 2014, después del derribo en el espacio aéreo ucraniano de un avión comercial de Malaysian Airlines con 298 personas a bordo que viajaba de Amsterdam a Kuala Lumpur. Esta medida fue "en respuesta a las acciones de Rusia en el este de Ucrania", agrega el comunicado.

La decisión de los 28 es por la no aplicación en su totalidad de los acuerdos de paz de Minsk, firmados por Moscú, los separatistas del este de Ucrania y Kiev, que también falla en aplicar, según fuentes diplomáticas.

"Como los acuerdos de Minsk no serán aplicados en su totalidad al 31 de diciembre de 2015, la duración de las sanciones fue prolongada mientras que el Consejo continúa analizando los avances de su aplicación", explica el comunicado.

La reacción de Moscú no tardó en llegar, criticó a la UE por prolongar las sanciones en su contra en lugar de cooperar en la lucha contra el terrorismo.

"Es triste comprobar que en lugar de establecer una cooperación para detener los actuales desafíos claves, como el terrorismo internacional, Bruselas prefiera continuar con el juego a corto plazo de las sanciones", declaró el ministerio ruso de Relaciones Exteriores, que calificó la decisión de "hipócrita" y "artificial".

- Embargo ruso a Ucrania -

En paralelo, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, confirmó este lunes que Rusia ampliará a Ucrania el embargo a los productos alimentarios ya impuesto a los países occidentales, una medida de retorsión de Moscú a las sanciones.

"Acabo de firmar el decreto correspondiente", declaró el jefe de gobierno citado por agencias rusas.

Dicho embargo se producirá a partir del 1 de enero, fecha de entrada en vigor del acuerdo de libre comercio entre Ucrania y la UE y por el cual Bruselas, Kiev y Moscú mantuvieron los últimos 18 meses numerosas reuniones para intentar sosegar las inquietudes rusas por el acuerdo.

La UE y Ucrania firmaron el año pasado un amplio Acuerdo de Asociación con un importante capítulo comercial por el que el bloque europeo otorga un acceso preferencial a los productos ucranianos y viceversa.

Ese mismo acuerdo, que el presidente depuesto Viktor Yanukovich, presionado por Moscú había rehusado firmar en diciembre de 2013, provocó masivas protestas en la capital ucraniana que terminaron con su gobierno y desembocaron en la anexión rusa de Crimea y en una guerra civil en el este del país que dejó más de 9.000 muertos.

"No hay acuerdo, por lo tanto este formato de reunión [entre la UE, Ucrania y Rusia] terminó. Ya no habrá negociaciones tripartitas", dijo la comisaria de Comercio europea, Cecilia Malmstrom, en conferencia de prensa.

Rusia "no demostró la suficiente flexibilidad" para alcanzar un acuerdo, añadió luego de reunirse en Bruselas con el ministro de Economía ruso, Alexei Uliukaiev, y el ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Pavlo Klimkin.

"No estaban listos para tomar en cuenta nuestras preocupaciones", dijo por su parte el ministro ruso, citado por agencias rusas.

Esta reunión fue presentada por Jean-Claude Juncker la semana pasada como la de la "última oportunidad" para hallar un acuerdo con Rusia antes de que entre en vigor el acuerdo comercial que firmó Bruselas con Kiev.

Según Kiev, el costo anual para sus exportaciones del embargo que le impondrá Moscú asciende a 600 millones de dólares.

"Estamos listos para pagar el precio de la libertad y de nuestra elección europea (...) el acuerdo comercial [con la UE] no puede ser pospuesto", había asegurado la semana pasada en Bruselas el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, cuyo gobierno declaró en mora, también la semana pasada, una deuda con Moscú de 3.000 millones de dólares.

AFP