Los denunciantes de prácticas corruptas ante la opinión pública estarán protegidos en la Unión Europea (UE) de eventuales represalias o acciones judiciales, en base a la legislación aprobada este martes por la Eurocámara.

Por 591 votos a favor, 29 en contra y 33 abstenciones, los eurodiputados reunidos en Estrasburgo (noreste de Francia) aprobaron la ley que busca "proteger y fomentar la denuncia de las infracciones a la legislación de la UE".

Desde LuxLeaks a Cambridge Analytica, pasando por los Papeles de Panamá y el Dieselgate, estos denunciantes han desvelado toda una serie de escándalos, ansiosos de hacer público un crimen o una amenaza para el interés general.

Y, en ocasiones, enfrentando amenazas o procesos ante la justicia, como fue el caso de Antoine Deltour, quien filtró junto a un compañero de trabajo los documentos que desvelaron un sistema de optimización fiscal en Luxemburgo.

La protección de estas personas en la UE es bastante desigual según los países. Solo 10, entre ellos Francia, Italia, Reino Unido o Países Bajos, proporcionan una protección jurídica completa.

La legislación, propuesta por la Comisión en abril de 2018, prohíbe cualquier forma de represalias contra los denunciantes y las personas que los ayudaron, independientemente de cómo desvelaron la información.

"Los denunciantes serán protegidos de represalias o de ser despedidos", celebró la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, quien urgió a los países europeos a aplicar "rápidamente" estas directiva.

Tras su próxima adopción por el Consejo de la UE y la publicación en el Diario Oficial, los países tienen dos años desde entonces para incorporar las nuevas reglas a sus leyes nacionales.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes