Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, durante un debate en el Ejecutivo Europeo, el 8 de junio de 2016 en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo

(afp_tickers)

La Comisión Europea decidió este miércoles no multar a España y Portugal por incumplir los objetivos de déficit, unas sanciones que habrían sentado un precedente en un continente todavía sacudido por el Brexit.

"El colegio [de 28 comisarios europeos] decidió hoy anular las multas contra los dos países", declaró el vicepresidente de la Comisión Europea a cargo del euro, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa en Bruselas.

La recomendación de la Comisión, presentada este miércoles, deberá ser ratificada por los ministros de la zona euro.

"Las sanciones, incluso simbólicas, no habrían permitido corregir el pasado y no habrían sido comprendidas por el pueblo", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

También afirmó que las multas no eran el mejor método en un momento en el que Europa duda de su futuro tras el "sí" al Brexit de los británicos.

En teoría, las multas podían alcanzar un máximo del 0,2% del Producto Interior Bruto (PIB) de los países en cuestión.

En 2015, el déficit español alcanzó un 5,1% del PIB, mucho más del máximo de un 3% fijado por el llamado Pacto de Estabilidad y del objetivo del 4,2% fijado posteriormente por la Comisión.

Portugal tuvo por su parte un déficit del 4,4% del PIB el año pasado, cuando el objetivo era el 3%.

El Ejecutivo europeo le concedió a España dos años adicionales este miércoles, hasta 2018, para rebajar su déficit por debajo del 3%. El 18 de mayo dijo que tenía hasta 2017 para alcanzar este objetivo.

Para el país, que todavía no ha formado Gobierno desde las elecciones generales del 26 de junio, la Comisión Europea recomienda la siguiente trayectoria presupuestaria: un déficit del 4,6% del PIB en 2016, del 3,1% en 2017 y del 2,2% en 2018.

A Portugal, la Comisión le exige que alcance este objetivo desde 2016, con un déficit del 2,5% del PIB para este año.

España y Portugal "han atravesado duras crisis económicas y financieras. Han conseguido restablecer la estabilidad financiera gracias a ajustes presupuestarios importantes. Han pasado por reformas estructurales para ganar competitividad. Estos esfuerzos no deben subestimarse", declaró Dombrovskis.

"Efectivamente, estos esfuerzos empiezan a dar sus frutos. En ambos países ha vuelto el crecimiento y se han creado miles de nuevos empleos", agregó.

Además de las multas, la Comisión Europea tiene la obligación de proponer una suspensión total o parcial de la financiación con fondos estructurales, que en teoría puede alcanzar el 0,5% del PIB o el 50% de las promesas de financiación para 2017 en ambos países.

La Comisión espera iniciar "un diálogo estructurado" con el Parlamento Europeo sobre esta cuestión, que afecta a 12 fondos en Portugal y a una sesentena en España.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP