Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un vehículo del grupo Volkswagen se somete a una actualización de 'software' el 2 de febrero de 2016 en Berlín

(afp_tickers)

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron este lunes iniciar las negociaciones entre las instituciones comunitarias para revisar el procedimiento de homologación de vehículos en Europa, casi dos años después del escándalo de Volkswagen.

La propuesta presentada por Malta, que ejerce la presidencia 'pro tempore' del bloque, busca cubrir las lagunas del actual sistema y mejorar la vigilancia tanto del mercado como de las autoridades que otorgan los certificados que permiten a un determinado modelo de vehículo circular en la UE.

A pesar de la oposición de algunos países, el documento de consenso, que deberán discutir ahora con el ejecutivo comunitario y la Eurocámara, mantiene la posibilidad para la Comisión Europea de imponer directamente multas a los fabricantes que violen la legislación europea.

Esta medida, que contempla multas de hasta 30.000 euros por vehículo, sólo sería posible si ninguno de los 28 Estados a nivel individual ha sancionado o absuelto al constructor en cuestión.

Otra de las novedades es la posibilidad para las autoridades nacionales o para el ejecutivo comunitario de efectuar controles sorpresa en al menos uno de cada 50.000 vehículos en circulación.

El texto "es un punto de inicio para las negociaciones con el Parlamento Europeo", que, junto al Consejo de la UE y la Comisión, debe encontrar ahora un acuerdo final, aseguró el ministro maltés de Economía, Christian Cardona.

El escándalo de Volkswagen puso de relieve las limitaciones en la UE para poder hacerle frente.

Al contrario que en EEUU, donde se destapó este caso sobre la alteración de los niveles reales de emisiones contaminantes en algunos modelos de vehículos, el bloque tiene dificultades para sancionar al constructor alemán e indemnizar a los consumidores europeos.

A falta de poder investigar a los constructores y pese a que diferentes Estados europeos estudian los hechos, la Comisión Europea abrió procedimientos de infracción a algunos países del bloque por no aplicar sanciones ni haber garantizado suficientemente la conformidad de algunos modelos de vehículos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP