Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un activista sostiene un cartel en el que se lee 'ICC arrest Nkurunziza now', pidiendo el arresto inmediato del presidente Nkurunziza ante la Corte Penal Internacional, en una manifestación en Nairobi, el 18 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) suspendió oficialmente este lunes su ayuda directa al régimen del presidente Pierre Nkurunziza en respuesta a la violencia que sacude a Burundi, y para obligar a las autoridades del país a dialogar con la oposición.

La UE "suspendió la ayuda financiera directa a la administración burundesa, incluso la ayuda financiera, pero mantiene íntegramente el financiamiento a la población y su ayuda humanitaria", afirma en un comunicado.

La UE es el primer donante de Burundi, con una ayuda global de unos 430 millones de euros para el periodo 2015-2020. La decisión fue tomada por los 28 ministros de Relaciones Exteriores del bloque reunidos en Bruselas. No fue ninguna sorpresa tras el fracaso en diciembre del diálogo entre la UE y el Gobierno burundés, al que Bruselas reclamó tomar medidas contra la violencia que sacude al país.

"La situación en Burundi sigue siendo preocupante para la UE. (...) La decisión tomada indica claramente que, para que nuestras relaciones se reanuden, esperamos que se tomen algunas medidas concretas", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado. Mogherini pide que se reanude "el diálogo interburundés liderado por la mediación de la Comunidad de África Oriental, que tiene un papel esencial en la búsqueda de una solución política duradera a la crisis".

Burundi está hundido en una grave crisis política con episodios de violencia desde abril de 2015, cuando Nkurunziza anunció que se presentaba para un tercer mandato presidencial. La oposición se opuso diciendo que el presidente violaba la Constitución y el acuerdo de Arusha, que puso fin a la guerra civil entre 1993 y 2006, que dejó 300.000 muertos. Nkurunziza fue finalmente reelecto en julio pasado.

Desde el inicio de la crisis murieron unas 400 personas y 240.000 se fueron del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP