El partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) elegirá el sábado a los nuevos líderes de esta formación, con un ala radical reforzada que se propone repensar la cultura del arrepentimiento por los crímenes nazis.

Días antes de un congreso en la ciudad de Brunswick (noroeste), solo el diputado Gottfried Curio, un físico de 59 años conocido por sus diatribas antimigrantes en el Bundestag, anunció oficialmente su candidatura a la presidencia.

Las otros aspirantes se postularán probablemente en el último minuto.

El partido se caracteriza por una ideología contraria a los refugiados, a los inmigrantes y al islam, y por un rechazo virulento de la canciller Angela Merkel y de las elites.

También se destacan por su escepticismo con relación al cambio climático.

- 'Anárquico'-

Los congresos de la AfD, que su colíder Alexander Gauland presenta como "una camarilla anárquica", han deparado sorpresas en el pasado debido a las rivalidades que desgarran al partido desde su creación hace solo seis años.

Se espera que el copresidente saliente y eurodiputado Jörg Meuthen se presente de nuevo. Este economista de 58 años del próspero estado de Baden-Wurtemberg encarna una corriente "moderada", representada en el oeste pero cada vez más marginada en provecho de los radicales.

La franja radical, bautizada "El ala" ("Der Flügel") y liderada por Björn Höcke, se encuentra en pleno auge desde los tres éxitos electorales consecutivos logrados en septiembre y octubre en el este del país.

En Brandeburgo, Sajonia y Turingia, la AfD ganó más del 20% de los votos y se convirtió en la segunda fuerza política. En Brandeburgo y Turingia incluso superó a los conservadores de Merkel.

"El Ala" quiere imponer una radicalización, poniendo en entredicho la cultura del arrepentimiento por los crímenes nazis, base de la identidad alemana de la posguerra. Está en pleno auge en la antigua RDA comunista, donde el pasado y los vinculos de algunos candidatos con el movimiento neonazi no han espantado a los votantes.

- Bajo vigilancia -

Este ala radical se encuentra en el punto de mira de los servicios de inteligencia, que la vigila, y suscita recelo entre los militantes del Oeste.

"Los éxitos electorales del ala prefascista en los estados regionales del Este acelerarán aún más la radicalización", predice no obstante el investigador Matthias Quent, especialista en la extrema derecha, en el diario suizo Tagesanzeiger. "Cada vez más miembros moderados de la AfD abandonan el partido".

La posible candidatura de Tino Chrupalla, de 44 años, podría complacer a todos. Este diputado originario de Görlitz, en Sajonia, quiere reunir las diferentes corrientes. Asegura que "el Ala" es "parte integrante" de la AfD pero él se mantiene alejado de ella.

A no ser que el patriarca del partido, Alexander Gauland, de 78 años, decida en el último momento presentarse. Él dice que tomará una decisión en función de los otros candidatos. Hace dos años se postuló en pleno congreso para bloquear a una rival.

La AfD, tercera fuerza política en el Bundestag, detrás de la CDU y el SPD, con unos 90 diputados, está estancada sin embargo a nivel nacional con entre el 13 y el 15% de las intenciones de voto.

Comenzó siendo un partido antieuro, pero con el tiempo se convirtió en una formación antimigrantes y anti-Merkel, rechazando de plano la política de la canciller de abrir las fronteras en 2015 y 2016, cuando el país acogió a un millón de solicitantes de asilo.

El sábado se celebrarán varias manifestaciones contra la AfD en Brunswick, donde se celebra el congreso.

El grupo automotriz Volkswagen pidió que durante el congreso se elimine su logotipo de la sala donde se celebrarán los debates, y con la que está vinculado por contrato publicitario.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes