Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Delegados de la Unión Africana (UA) llegan a la 28ª Cumbre de Jefes de Estado, celebrada en la sede de la UA (detrás), en Adís Abeba este 30 de enero de 2017

(afp_tickers)

Los jefes de Estado miembros de la Unión Africana (UA) decidieron este lunes reintegrar a Marruecos, que había abandonado la organización continental en 1984 para marcar su desacuerdo con la postura de la misma sobre el Sáhara Occidental, tras la cumbre llevada a cabo en Adís Abeba.

Según el presidente senegalés, Macky Sall, y el ministro de Relaciones Exteriores saharaui, Mohamed Salem Uld Salek, 39 jefes de Estado (sobre 54 países) se pronunciaron a favor del regreso a la Unión Africana del reino alauita.

El nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que participó en la sesión de apertura, advirtió contra la multiplicación de los cierres de fronteras en el mundo, saludando en la ocasión el contra ejemplo africano.

"Las fronteras africanas permanecen abiertas para los que necesitan protección cuando numerosas fronteras se cierran, incluso en los países más desarrollados del mundo", declaró Guterres, que asumió el cargo hace un mes.

"Más de 39 países de los 54 de nuestra organización dieron su acuerdo para el regreso de Marruecos", dijo por su parte el presidente senegalés. "Aunque el tema del Sáhara Occidental sigue siendo una cuestión pendiente (...) en familia podemos continuar buscando soluciones. La admisión está hecha, y es lo más importante: hoy Marruecos es un miembro integrante de la Unión Africana".

La presidenta saliente de la UA, la sudafricana Nkosazana Dlamini-Zuma, se inquietó por su parte por el nuevo contexto internacional, en particular la asunción de Trump, que plantea numerosas incertidumbres para el continente.

"Queda claro que a nivel mundial, entramos en un periodo de turbulencia. Por ejemplo, el país mismo adonde nuestros pueblos fueron llevados como esclavos decidió prohibir a los refugiados (originarios) de algunos de nuestros países", declaró Zuma.

Trump firmó el viernes un decreto que prohíbe durante tres meses el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de siete países musulmanes, de los cuales tres africanos -Libia, Somalia y Sudán- provoca un rechazo internacional.

"¿Qué haremos frente a ello? Sin duda es uno de los grandes desafíos (...) para nuestra unidad y nuestra solidaridad", agregó la presidenta del órgano de dirección de la UA

- Cumbre determinante -

Esta 28ª cumbre de la UA puede ser determinante para el futuro de la organización, así como para su cohesión.

El tema marroquí, la Corte Penal Internacional (CPI) o las tradicionales rivalidades entre bloques regionales han hecho que el continente aborde la cita en orden disperso.

En julio, Marruecos anunció su voluntad de reintegrar la organización, y el rey Mohammed VI, presente en Adís Abeba, multiplicó en los últimos meses las visitas oficiales para obtener respaldos.

Pero, varios pesos pesado del continente, como Nigeria, Argelia, Sudáfrica, Kenia o Angola, solicitaron una consulta jurídica formal de la UA para saber si la organización podía aceptar a un país "que ocupa una parte del territorio de un Estado miembro", el Sáhara Occidental. La respuesta fue que la decisión final recae en los jefes de Estado.

- La batalla por el Ejecutivo -

El ministro de Relaciones Exteriores chadiano, Mussa Faki Mahamat, fue elegido como presidente de la Comisión, el órgano ejecutivo de la UA, en la última ronda de voto frente a la candidata keniana, Amina Mohamed, indicó a la AFP el ex presidente burundés, Pierre Buyoya, presente en la cumbre como Alto Representante de la UA para Mali y el Sahel.

La sucesión de la sudafricana al frente de esta instancia era objeto de divisiones entre los miembros de la UA. Además del chadiano y la keniana, otros tres candidatos estaban en liza.

La cumbre también trató las crisis del continente: el inmovilismo diplomático en Sudán del Sur -en donde recrudece la violencia étnica-, el caos en Libia, los grupos yihadistas en Malí, Somalia y Nigeria y las tensiones políticas en República Democrática del Congo (RDC).

Al comienzo de la cumbre, la asamblea aplaudió el rol decisivo de la Comunidad de Estados de Africa del Oeste (CEDEAO) en la resolución de la reciente crisis política en Gambia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP