Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un ejemplar de vaquita marina en febrero de 1992 en México

(afp_tickers)

La vaquita marina de México, la marsopa más pequeña del mundo, está a punto de extinguirse al solo quedar 30 ejemplares pese a los operativos para interceptar redes de pesca ilegales, indicaron científicos este miércoles.

"La situación, ya de por sí desesperada, ha empeorado pese a las medidas de conservación", indica un reporte del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).

"Con la tasa actual de pérdida, la vaquita se extinguiría hacia el 2022 a menos que se mantenga la actual prohibición a redes de pesca se mantenga y se aplique efectivamente", precisa.

Un análisis de información acústica realizado en el Golfo de California, en el noroeste de México, arrojó en noviembre que solo quedaban unas 30 vaquitas en su hábitat, indica el reporte.

Un censo previo, había encontrado entre septiembre y diciembre de 2015 el doble de ejemplares, mientras que en 2014 había 100 y en 2012 unas 200.

En un desesperado esfuerzo para salvar a la vaquita, los científicos han propuesto capturar especímenes para transportarlos a un espacio cercado en el Golfo de California, en donde puedan reproducirse.

Algunos ambientalistas se oponen a esta medida argumentando el riesgo de que las vaquitas se mueran durante el proceso.

Lorenzo Rojas-Bracho, miembro del CIRVA, dijo a la AFP que los científicos intentarán capturar a vaquitas en octubre.

"Sigue la pesca ilegal, y si no las recogemos van a morir de todas maneras", aseguró.

Durante 15 días de octubre y noviembre del año pasado, 105 mecanismos de pesca ilegales, abandonados o descuidados fueron hallados y 85 de ellos fueron retirados, según el nuevo reporte del CIRVA.

Las autoridades y los ambientalistas estiman que las vaquitas han estado muriendo durante años en redes destinadas a pescar ilegalmente otra especie amenazada, un gran pez llamado totoaba.

Los contrabandistas envían la vejiga natatoria seca o buche de la totoaba a China, donde se cotiza a decenas de miles de dólares y es servida en una sopa.

"Esto muestra que la pesca ilegal, especialmente con grandes redes para capturar la totoaba, continúa a niveles alarmantes en el rango de (el hábitat de) la vaquita", indica el reporte.

CIRVA ha abogado por una prohibición permanente de todo tipo de redes.

El presidente Enrique Peña Nieto desplegó a la Marina en 2015 para detener la pesca ilegal en la zona, extendió el área de protección de la vaquita e impuso una prohibición de dos años para las redes.

Conocido como "el panda del mar" por los aros negros alrededor de sus ojos, este cetáceo de 1,5 metros ha sido visto vivo en raras ocasiones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP