Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo de Toyota, fotografiado el 6 de enero de 2017 en un concesionario del fabricante de automóviles en Tokio

(afp_tickers)

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, busca frenar los proyectos de Toyota y de fabricantes estadounidenses en México, cuando el país latinoamericano se ha convertido en un centro neurálgico en materia de fabricación de vehículos.

México es el cuarto exportador de vehículos ligeros en el mundo y el séptimo productor mundial de automotores, según las cifras de la industria.

Este sector, que genera 52.000 millones de dólares al año en México, representa más de 875.000 empleos directos en todo el país, según el Ministerio de Economía.

Pero el magnate Trump quiere recuperar esos empleos en su país.

El jueves, el presidente electo amenazó a la japonesa Toyota con fuertes impuestos arancelarios si insiste en construir en México -y no en Estados Unidos- una fábrica de automóviles para el mercado estadounidense.

El martes, hizo una amenaza similar a General Motors, mientras que Ford anunció la inesperada cancelación de una nueva planta en México por valor 1.600 millones de dólares, que había sido criticada por Trump durante su campaña.

- Acuerdos de libre comercio -

El atractivo principal que México juega ante los inversores extranjeros son sus tasas salariales relativamente bajas, su proximidad con el mercado de Estados Unidos y los tratados de libre comercio que tiene con 46 países.

El principal acuerdo de México es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que integra con Estados Unidos y Canadá desde 1994.

Pero Trump quiere renegociarlo y amenaza con retirarse de él si no consigue mejores condiciones para su país.

- Máquina exportadora -

México no cuenta con marcas propias, pero el 80% de los vehículos extranjeros que se producen en su territorio está destinado a la exportación.

Aunque los principales destinos son Estados Unidos (72,2%) y Canadá (10,5%), en total se exporta a 100 lugares de todo el mundo.

En los primeros 11 meses de 2016, General Motors lideró las exportaciones desde México con 495.790 unidades, seguido de Nissan (464.877), Fiat Chrysler America (404.160) y Ford (351.691), según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Toyota se encuentra en el noveno lugar, con 124.439 automóviles exportados en el mismo periodo.

AFP