Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro libio designado, Fayez Al Sarraj (i), habla en una rueda de prensa en Skhirat, Marruecos, el 15 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El Parlamento libio reconocido internacionalmente decidió este martes posponer una semana la votación sobre la formación de un gobierno de unidad nacional, como solicita la comunidad internacional, preocupada por la expansión del yihadismo en Libia.

"Hoy (martes) se reunieron 118 diputados y decidieron otorgarle al primer ministro plazo hasta el sábado para presentar la composición de su gobierno al Parlamento", informó a la AFP la parlamentaria Aisha al Aquri. El nuevo gobierno, con menos ministerios que lo previsto en un principio, "será sometido a un voto de confianza el martes próximo", añadió. Otro diputado, Abu Bakr Baira, confirmó este calendario a la AFP.

Tras semanas de confusión e incertidumbre, las facciones que se disputan el poder en Libia anunciaron el lunes un acuerdo para formar un gobierno de unidad, pero el Parlamento reconocido por la comunidad internacional, con sede en el este del país, aplazó la votación de aprobación del nuevo gabinete, primero para este martes y ahora para dentro de una semana.

Desde la caída en 2011 del dictador Muamar el Gadafi, Libia está dividida en milicias rivales. Dos gobiernos con sendos parlamentos se disputan el poder en el país, uno reconocido internacionalmente con sede en Tobruk (este del país) y el otro, integrado por diversas milicias (algunas islamistas), en la capital, Trípoli.

La nueva propuesta es contar con un gabinete de 18 ministros en el que Mahdi al Barghati, un militar cercano a la administración libia reconocida, ocuparía la cartera de Defensa, uno de los puestos que más han dificultado las negociaciones, en particular por la oposición del poderoso general Jalifa Haftar.

La comunidad internacional, en particular EEUU, la Unión Europea (UE) y países africanos, demandan la aprobación del nuevo gabinete, dirigido por el primer ministro ya designado, Fayez al Sarraj, puesto que significaría un paso decisivo hacia la paz tras meses de fracasos diplomáticos y años de caos.

En enero pasado, la cámara había rechazado una primera propuesta de un gobierno de 32 miembros, un número que consideró excesivo.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) controla la ciudad costera de Sirte, donde nació Gadafi, y desde allí ha lanzado ataques, incluidos suicidas, contra fuerzas rivales, que han dejado decenas de muertos en los últimos meses.

El EI también está intentando tomar los campos de petróleo de este país de seis millones de habitantes, que cuenta con unas reservas estimadas en 48.000 millones de barriles, las mayores de África.

Martin Kobler, enviado de la ONU para Libia, pidió el lunes a los miembros de la cámara que apoyen al nuevo gobierno. "Es una oportunidad única para la paz que no se puede dejar pasar", aseguró.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP