Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde el 7 de octubre de 2015 en Lima, Perú

(afp_tickers)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, estimó el miércoles que es el momento adecuado para introducir un impuesto al carbono para poder financiar la lucha contra el calentamiento global sin afectar otros recursos de los Estados.

"Es el momento adecuado para introducir un impuesto sobre el carbono", dijo Lagarde durante la asamblea general del FMI y del Banco Mundial, en Lima, cuando faltan sólo dos meses para la Conferencia de París sobre el clima.

Según Lagarde, este aporte permitiría a los ministros de Finanzas del mundo reconstruir los "colchones de seguridad" presupuestarios que se vieron severamente afectados por la reciente desaceleración económica mundial.

"Los ministros de Finanzas están buscando fuentes de ingresos, es la naturaleza de los ministros de Finanzas (...) que siempre necesitan colchones de seguridad para combatir la próxima crisis", detalló Lagarde.

La alta funcionaria se mostró partidaria de un impuesto en lugar del mercado de emisiones de carbono que existe en Europa, donde las empresas intercambian cuotas de emisiones de CO2 a través de medios financieros.

"Sé que mucha gente preferiría el sistema de intercambio de cuotas de emisiones, pero creemos que el impuesto sobre el carbono sería mucho mejor", indicó Lagarde.

El impuesto podría servir como contribución al fondo de 100.000 millones de dólares anuales que la comunidad internacional se ha comprometido a establecer en 2020 para frenar el calentamiento global. Unos 61.000 millones se ha aportado hasta el momento, reveló la OCDE el miércoles.

Lagarde también consideró que era "el momento adecuado" para suprimir las subvenciones a los precios de la energía que tienen un costo de 5.400 millones de dólares que, según el FMI, están actualmente "perdidos".

AFP