Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un simpatizante del partido euroescéptico británico UKIP muestra un cartel en el que se lee, en inglés, 'Di no. Cree en Gran Bretaña', durante un mítin del líder de UKIp Nigel Farage, en Margete el 7 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

La segunda campaña a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum que debe celebrarse antes del final de 2017 fue lanzada el viernes con el apoyo de importantes donantes políticos.

La campaña tiene el respaldo de tres grupos euroescépticos: Business for Britain (Empresas por Gran Bretaña), Labour Leave (Laboristas por la salida) y Conservadores por el Reino Unido (Conservatives for Britain).

Estará financiada principalmente por el extesorero del Partido Conservador Peter Cruddas, por uno de los principales donantes del Partido Laborista, John Mills, y por el empresario Stuart Wheeler, extesorero y donante del partido eurófobo UKIP.

"Quiero una campaña que reúna a todos aquellos en el Reino Unido que quieren devolver el control de las leyes de nuestro país al Parlamento británico", dijo la diputada laborista Kate Hoey, copresidenta de Labour Leave.

Es la segunda campaña 'Brexit' (para la salida británica de la UE) después de Leave.EU, en la que está implicado el líder del UKIP, Nigel Farage, cuando se ignora todavía la fecha exacta de este referéndum prometido por el primer ministro británico, David Cameron, y cuyo proyecto de ley está en trámites parlamentarios.

Cameron espera obtener concesiones de sus socios europeos para recuperar algunas de las competencias de Bruselas -sobre inmigración intraeuropea y control de fronteras, por ejemplo- a fin de pedir el voto a favor de la permanencia en la UE.

AFP