Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Japan Post Holdings, Taizo Nishimuro, haciendo sonar la campana en una ceremonia para marcar la entrada de la compañía postal en la Bolsa de Tokio, el 4 de noviembre de 2015, donde sus acciones se dispararon nada más llegar

(afp_tickers)

El servicio de correos japonés y sus dos filiales financieras se dispararon este miércoles en su estreno en el parqué de Tokio, la mayor salida bursátil del año en el mundo.

Los títulos de Japan Post Holdings, la entidad madre, que salían a 1.400 yenes, terminaron en 1.760 yenes (+25,7%), y los de la aseguradora Japan Post Insurance, cuyo precio de salida era de 2.200 yenes, cerraron a 3.430 yenes (+55,9%). Las acciones de la filial bancaria, Japan Post Bank, que salía a 1.450 yenes, terminó subiendo a 15,2%, hasta 1.671 yenes.

La Bolsa de Tokio terminó con un alza de 1,3%.

"Este enorme incremento demuestra el interés de los accionistas individuales", dijo Shun Maruyama, un corredor de BNP Paribas, en Nikkei.com.

El valor de salida de estas tres entidades, que sólo sacaron a bolsa un 10% de su capital, era de 1,4 billones de yenes (10.400 millones de euros, 11.400 millones de dólares), un monto que las convierte en la mayor salida a bolsa en todo en 2015.

"Nuestro grupo entra hoy en una nueva era", se felicitó su presidente ejecutivo Taizo Nishimuro, durante una ceremonia en el parqué de Tokio para celebrar la salida a bolsa.

"A partir de ahora tenemos accionistas [privados] y les prometemos aumentar el valor del grupo Japan Post en su conjunto", añadió.

El grupo ha sido calificado de "mayor banco del mundo" porque administra cerca de 200 billones de yenes en depósitos (1,5 billones de euros o 1,65 billones de dólares), el equivalente del 40% del PIB de Japón. Los depósitos son principalmente el ahorro de los ciudadanos que compraron obligaciones de Estado.

Aunque el Gobierno japonés posee actualmente el 100% del grupo, la matriz y sus dos filiales financieras están gestionadas desde 2007 como compañías privadas gracias a una ley sobre su privatización adoptada en 2005 por el entonces gobierno del conservador Junichiro Koizumi (2001-2006).

"La salida a bolsa no es un fin en sí mismo. Lo importante es inculcar una cultura de la gestión privada. Estamos asistiendo al inicio de este proceso", dijo este miércoles a AFP Heizo Takenaka, el ministro encargado de la privatización durante el mandato de Koizumi.

- Desafío a largo plazo -

El Partido Democrático de Japón (PDJ, centro izquierda) congeló el proceso de cesión de acciones durante su paso por el gobierno entre 2009 y 2012. A finales de ese año, el Partido Liberal Democrático (PLD, derecha) regresó al poder.

Tras su salida a bolsa, el aumento de accionistas privados en el grupo parece irreversible, incluso si la parte inicial que salió al mercado es muy limitada para evitar perturbaciones económicas.

"Se prevé un aumento progresivo hasta el 50% [del capital] para las filiales financieras", indica el grupo en su plan de objetivos 2015-2017.

Según corredores citados por los medios, la operación podría considerarse un éxito, si la cotización de las acciones termina la semana con un beneficio del 5%.

El desafío para el grupo japonés, cuya filial de correos no está directamente afectada por esta salida a bolsa, es convencer a los accionistas de su capacidad de obtener beneficios en un contexto desfavorable.

"Desde el punto de vista del potencial de crecimiento de estas empresas, las perspectivas son bastante limitadas pero el grupo puede mejorar sus cuentas con nuevas actividades", según Takashi Nishibori, el analista especializado en salidas a bolsa.

Con la disminución de la población, los envíos postales no son tan importantes como antes por lo que invertir en Japan Post Bank y Japan Post Insurance no es siempre la mejor opción para obtener grandes rendimientos.

En este contexto, el presidente ejecutivo Taizo Nishimuro recordó el martes la importancia de una "rápida expansión internacional", que ya empezó en mayo con la compra de la compañía australiana de transportes Toll Holding por 4.600 millones de euros. "Debemos ampliar nuestras actividades", reconoce Japan Post, que aboga por invertir entre otros en el sector inmobiliario.

AFP