Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios hombres inspeccionan los daños causados por un coche bomba en el local de la ONG CARE International en Kabul el 6 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La tragedia golpeó a la familia por partida doble: cuando Ahmad Salangi murió en un doble atentado de los talibanes en Kabul, su madre no pudo soportar el dolor y falleció en cuestión de horas.

Ahmad era policía. Es uno de las 41 personas muertas en la explosión de dos bombas el lunes por la tarde cerca del Ministerio de Defensa de Kabul. La familia intentó ocultárselo a su madre Bibi Haji, dándole a entender que había sobrevivido.

"Mi madre esperaba en la puerta noticias de Ahmad, quise aplacar su angustia. Murmuré algo tratando de ocultarle la horrible noticia", contó a la AFP un hermano de la víctima, Sayed Agha.

"Pero no pude disimularlo por mucho tiempo". Cuando Sayed se echó a llorar, su madre entendió inmediatamente lo que había ocurrido. La anciana trató de hacerse la fuerte y aliviar la pena de su hijo.

"Ya perdí dos hijos y estoy acostumbrada al sufrimiento", declaró esta madre de seis hijos. Uno de ellos era un muyahidín muerto en combate contra los talibanes y el otro falleció de enfermedad.

La salud de Bibi Haji se deterioró rápidamente. Se desmayó. La llevaron de urgencia al hospital. En apenas media hora ya estaba muerta. "Sabía que no resistiría el dolor de la pérdida de otro hijo", afirma Sayed Agha conteniendo las lágrimas.

El funeral por la madre y el hijo tuvo lugar el martes en su provincia natal de Parwan, al norte de Kabul. Toda la familia y algunas autoridades locales asistieron.

El drama de esta familia no es un caso aislado. Muchos afganos sufren las consecuencias del conflicto interminable entre los insurgentes talibanes y las fuerzas gubernamentales.

"Ya he perdido a dos de mis hermanos y hoy agonizo al ver que mi madre murió de pena cuando le anunciaron la muerte de su hijo", afirma Sayed Agha. La doble explosión del lunes causó además 110 heridos. Fue uno de los peores atentados en la capital afgana en los últimos meses.

Horas después de este atentado, unos hombres armados atacaron por la noche unos locales que alberga a la asociación caritativa CARE International. Estos tres atentados fueron reivindicados por los talibanes.

La espiral de violencia en la capital afgana coincide con una intensificación de la ofensiva talibán en el país, donde la situación se ha deteriorado desde que terminaron las operaciones de combate de la OTAN a finales de 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP