Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El distrito rebelde de Ansari, en la ciudad siria de Alepo el 23 de septiembre de 2016 tras un ataque aéreo

(afp_tickers)

Los bombardeos rusos y sirios en Alepo han sido tildados de crímenes de guerra por el supuesto uso de armamento sofisticado con efectos devastadores en áreas urbanas.

No se sabe exactamente qué bombas están cayendo en la ciudad, pero el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, citó testimonios que hablan de bombas incendiarias y antibúnker, así como de bombas de racimo y las llamadas de barril, que ya se usaron anteriormente en Siria.

¿Qué bombas se usaron?

- Antibúnker: así nombradas por su capacidad de penetrar en objetivos blindados o a gran profundidad, como instalaciones militares subterráneas.

- Bombas incendiarias: usadas para empezar incendios, incluyen sustancias como el napalm y el fósforo blanco que puede causar grandes quemaduras.

- Bombas termobáricas o de vacío, que estallan en dos tiempos, esparciendo primero un aerosol inflamable en instalaciones subterráneas y luego inflamando tal sustancia, creando una cortina de fuego que quema todo a su paso.

- Bombas de racimo: armas prohibidas que esparcen numerosas submuniciones por una área extensa.

- Bombas-barril: se fabrican con chatarra y sustancias explosivas que se envasan en bidones y se suelen arrojar desde helicópteros.

¿Por qué serían polémicas en Alepo?

"El uso de armas en conflictos armados está regulado por la ley internacional humanitaria, que prohíbe usarlas directamente contra civiles y prohíbe los ataques indiscriminados y desproporcionados", dijo Hannah Bryce, del instituto de análisis Chatham House.

"El problema con muchas de las bombas que se están usando en Siria y Alepo es su uso en zonas residenciales con una alta población civil". "Sin embargo", añadió, "el tema es complicado cuando los objetivos militares están en zonas civiles".

Bryce citó un informe de la organización 'Action on Armed Violence', que afirma que cuando se usan explosivos en zonas residenciales, el 92% de las víctimas son civiles. Además, destruyen infraestructuras esenciales, como centros sanitarios, y de suministro eléctrico y de agua.

Ben Goodlad, principal analista de armamento en IHS Jane's, dijo: "tanto las bombas antibúnker como las de vacío, están concebidas para usar contra objetivos blindados, difíciles".

"El alto contenido de explosivos y los efectos de la deflagración de estas municiones tendrían efectos devastadores en zonas urbanas, con unos daños colaterales inevitables", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP