Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El diputado opositor Henry Ramos Allup habla durante una sesión de la Asamplea Nacional venezolana, en Caracas, el 19 de agosto de 2017

(afp_tickers)

La oposición venezolana sufrió una fisura tras las primarias en las que eligió a sus candidatos a las elecciones de gobernadores del próximo 15 de octubre, aunque algunos dirigentes intentaron el martes minimizar las diferencias.

Dos de los principales partidos opositores -Primero Justicia y Acción Democrática- se trenzaron el martes en una agria disputa al proclamarse ambos ganadores de la candidatura en el estado Aragua. La victoria la obtuvo finalmente Acción Democrática.

El parlamentario Tomás Guanipa, dirigente de Primero Justicia, denunció que unos pistoleros presionaron a los electores para favorecer la aspiración de Ismael García, apoyado por Acción Democrática, durante los comicios del domingo pasado.

García, un antiguo chavista que ha militado en varios partidos de la oposición, competía con José Ramón Arias, de Primero Justicia, partido liderado por el excandidato presidencial Henrique Capriles.

Guanipa retó a García a repetir las primarias en Aragua, bajo control del chavismo.

Acompañado por el influyente diputado Henry Ramos Allup, cabeza de Acción Democrática, García instó a Primero Justicia a aceptar la derrota.

Esa región no fue la única donde se presentaron discrepancias.

En el estado petrolero de Zulia, cuya capital es Maracaibo, seguidores de Primero Justicia protagonizaron incidentes con militantes de Un Nuevo Tiempo, aunque al final éstos reconocieron el triunfo de Juan Pablo Guanipa.

En las primarias de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -integrada por una treintena de agrupaciones-, fueron elegidos 19 candidatos, tras haber logrado consenso en otros cuatro estados.

Acción Democrática, uno de los partidos que dominó la política venezolana hasta la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, es el gran ganador con 12 aspirantes: 10 vencieron en primarias y otros dos fueron escogidos por consenso en la MUD.

Primero Justicia es el segundo partido con más candidatos: cinco ganaron las primarias y uno se eligió por consenso.

Mientras que Voluntad Popular, fundado por el opositor preso Leopoldo López, consiguió hacerse con dos candidaturas, una por victoria en los comicios y una por acuerdo.

Ramos Allup intentó salir al paso del enfrentamiento con Primero Justicia, señalando que las disputas son puntuales.

"Son 23 candidatos de Venezuela Unida. Ahora el pueblo los hará gobernadores", expresó, al citar encuestas según las cuales el 64% de votantes ha manifestado su voluntad de participar en las elecciones.

La oposición, tradicionalmente dividida en su estrategia para enfrentar al chavismo, considera que las elecciones regionales son un paso necesario para lograr un eventual cambio de gobierno.

El oficialismo gobierna actualmente en 20 de 23 estados venezolanos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP