Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un póster electoral del ex primer ministro de Lesoto y candidato presidencial Thomas Thabane, en una carretera en la ciudad de Maseru, la capital, el 31 de mayo de 2017, tres días antes de las elecciones

(afp_tickers)

Los habitantes de Lesoto, un pequeño reino enclavado en Sudáfrica, votan el sábado en unas elecciones legislativas anticipadas que, según los analistas, darán lugar a un frágil Gobierno de coalición, incapaz de poner fin a más de tres años de inestabilidad política.

Será la tercera vez en cinco años que los electores de esta monarquía de dos millones de habitantes, uno de los paises menos desarrollados del mundo, voten para renovar el Parlamento.

En marzo, el primer ministro, Pakalitha Mosisili, que quedó en minoría en el seno de una coalición de siete partidos, pidió al rey Letsie III que disolviera el Parlamento y convocara elecciones legislativas.

En 2014, su predecesor al frente del país, Thomas Thabane, que llevaba dos años en el poder, tuvo que renunciar a su cargo tras un intento de golpe de Estado. Derrotado en las elecciones posteriores a su dimisión, tuvo que exiliarse a Sudáfrica, alegando que su vida corría peligro.

Thabane regresó en febrero a Lesoto y se convirtió en uno de los favoritos para la elección del sábado.

"Esas elecciones darán lugar seguramente a una coalición, pero es poco probable que ésta tenga éxito", teme Charles Fogelman, un investigador estadounidense de la Universidad de Illinois, experto en Lesoto.

"Las dos coaliciones anteriores no resistieron a las guerras de poder, y es difícil no imaginar un escenario similar en el futuro", asegura.

- Multitud de partidos -

Un gran número de partidos se presentan a los comicios del sábado, pero sólo dos hombres son favoritos para liderar una probable coalición gobernante.

A pesar de su caída, el primer ministro saliente, Mosisili, líder del Congreso Democrático (DC), podría aliarse con el Congreso para la Democracia en Lesoto (LCD) y el Frente Popular para la Democracia (PFD).

Frente a él, su predecesor, Thabane, de la Convención de Todos los Basothos (ABC), podría unirse a la Alianza de los Demócratas (AD), del exministro de la Policía Monyane Moleleki.

Los últimos mítines se celebraron el domingo en una atmósfera de recelos y acusaciones entre los dos favoritos.

"Varios soldados han conspirado para matarme siguiendo las instrucciones del primer ministro Mosisili (...), pero ahora estoy de vuelta, preparado para retomar las riendas del Gobierno", declaró Thabane.

Su rival lo acusó, por su parte, de haber huido con el fin de "dilapidar dinero público, quedándose sentado sin hacer nada".

Lesoto, una monarquía constitucional en la que el rey apenas tiene poder, es un régimen parlamentario mixto. Ochenta escaños de la Asamblea se eligen mediante un sistema electoral mayoritario, y los 40 restantes se reparten por voto proporcional, según los resultados nacionales.

Un partido necesita, por tanto, 61 de los 120 para poder gobernar en solitario.

Aunque este sistema asegura la presencia en la Asamblea de numerosos partidos, también es un factor de inestabilidad denunciado por varios analistas que reclaman una reforma.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP