Navigation

Las empresas están "terriblemente preocupadas" por Cataluña, según la patronal

Sede de Agbar, en Barcelona, el 7 de octubre de 2017. Aguas de Barcelona, el nombre completo de la empresa, anunció su traslado temporal a Madrid ante la incertidumbre en Cataluña afp_tickers
Este contenido fue publicado el 08 octubre 2017 - 11:54
(AFP)

Las empresas establecidas en Cataluña están "terriblemente preocupadas" por la crisis política y la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, dijo este domingo Juan Rossell, el presidente de la principal organización patronal española.

"Estamos viendo en los hoteles de Barcelona una caída importante de las reservas (...) Sería muy preocupante si (esta tendencia) se consolida", dijo Rossell al diario español ABC, refiriéndose a un sector clave para Cataluña, primer destino turístico de España, que recibió a 18 millones de turistas en 2016, un cuarto del total.

Los turistas están viendo conflictos y manifestaciones en las calles y no les gusta, añadió.

"Cuanto más pequeño es un negocio, más problemas tienen en Cataluña, cuya base empresarial está formada fundamentalmente por autónomos y pequeñas empresas", dijo Rossell.

"He recibido llamadas e informaciones indirectas de autónomos que están muy preocupados por la presión y las manifestaciones en la calle", añadió, sin dar detalles.

El gobierno catalán de Carles Puigdemont se comprometió a declarar la independencia tras la victoria del sí en el referéndum de independencia del 1 de octubre, decretado inconstitucional por la justicia.

Por su parte, el gobierno central de Mariano Rajoy se niega a discutir o negociar si Puigdemont no abandona su plan.

Ante ello, "la preocupación de mis colegas europeos es máxima. Se preguntan cómo es posible que se haya producido esta fractura en España".

"Si la Generalitat no pone el freno habrá más paro y desinversiones", advirtió Rossell, al término de una semana en que algunas de las principales empresas catalanas, como CaixaBank, el Banco Sabadell o Gas Natural.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.