Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vendedores sirios de fruta y verdura en el distrito rebelde de Bustan Al-Qasr, en Alepo, el 4 de mayo de 2016, horas antes de la entrada en vigor de una tregua que se ha prolongado tres días más de lo previsto

(afp_tickers)

Varias familias volvieron este sábado a sus casas y las escuelas reabrieron sus puertas en los sectores de Alepo bajo control de los insurgentes, tras la prolongación por 72 horas de la tregua en la segunda ciudad más importante de Siria.

"Gracias a dios, los bombardeos se detuvieron y volvimos al colegio", confesó a la AFP Ahmed, un escolar de primaria en la parte oriental de Alepo, controlada por los rebeldes.

El alto el fuego auspiciado por Moscú y Washington en esta ciudad, que debía expirar el sábado a las 01H01, hora local, continuará 72 horas más, anunció Rusia, aliada del régimen de Bashar al Asad.

Casi 300 personas han muerto desde el 22 de abril por los bombardeos en la zona. El silencio de las armas permitió a varias familias regresar a sus hogares en la parte en poder de los insurgentes, constató la AFP.

"Decidí volver con mi familia porque unos conocidos me dijeron que estaba en calma", declaró el sábado a la AFP Abu Mohamad, padre de seis hijos, en el barrio de Kalasé.

En este sector, las escuelas y los comercios reabrieron tras permanecer dos semanas cerrados.

"Casi todos los alumnos han vuelto a clase, salvo los que se fueron de sus barrios", afirmó a la AFP Bara, un profesor de enseñanza primaria del barrio de Shaar. "Estoy muy impaciente por verlos".

- Frentes de guerra -

El alto el fuego temporal en Alepo entró en vigor el jueves, después de que la tregua instaurada a nivel nacional el 27 de febrero entre los insurgentes (no yihadistas) y el régimen saltara en mil pedazos en la ciudad, estratégica para los dos bandos.

Según los analistas, si el régimen se apodera de los barrios rebeldes, podría considerarse que habría ganado la guerra iniciada en 2011 tras la sangrienta represión de manifestaciones pacíficas.

Para los insurgentes, un fracaso vendría a ser la estocada casi definitiva. Sobre todo porque el auge de los yihadistas del Frente al Nosra (brazo sirio de Al Qaida) y del grupo Estado Islámico (EI) eclipsa cada vez más su influencia.

Los combates prosiguen en cambio en la provincia de Alepo y en otras partes del país, como las gobernaciones de Deir Ezor (este), Damasco (centro), Homs (también en el centro) o Deraa (sur). Se enfrentan varios bandos: el régimen sirio contra los insurgentes, y los yihadistas contra cada uno de ellos.

El Frente al Nosra y el grupo Estado Islámico quedan excluidos de las treguas.

El conflicto, que ha dejado más de 270.000 muertos y millones de desplazados, también tiene una vertiente internacional. Rusia, el movimiento chiita libanés Hezbolá e Irán apoyan al régimen, mientras que la coalición internacional dirigida por Estados Unidos apoya a los rebeldes y bombardea posiciones del EI.

Según los medios de comunicación iraníes, 13 "consejeros militares" de Irán perdieron la vida y 21 resultaron heridos estos últimos días en los combates que han enfrentado a las fuerzas progubernamentales a los yihadistas del Frente al Nosra en Jan Tuman, a una decena de kilómetros al suroeste de Alepo.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó por su parte de 119 muertos en estos combates, en concreto 57 combatientes yihadistas y 62 progubernamentales.

- Tres periodistas españoles liberados -

En la provincia de Homs (centro) se registran combates entre soldados y yihadistas del EI cerca del yacimiento de gas de Al Mahr, al noroeste de Palmira.

Y en el norte de la provincia de Alepo, seis personas, entre ellas niños, murieron en ataques nocturnos llevados a cabo aparentemente por aviones de la coalición contra bastiones del EI y 12 yihadistas fallecieron en una batalla contra insurgentes, detalla el OSDH.

Por su parte, el coordinador del Alto Comité de las Negociaciones (ACN), que reúne a los principales grupos opositores, Riad Hijab, urgió a "una intervención del Consejo de Seguridad [de la ONU] para garantizar la seguridad de los detenidos en la prisión de Hama".

Los presos, en su mayoría políticos, se oponen a su traslado hacia una prisión de la región de Damasco, donde se habría ejecutado a numerosos prisioneros.

Por otro lado, tres periodistas españoles secuestrados hace casi diez meses en Siria fueron liberados y se encontraban el sábado en Turquía a la espera de ser repatriados el domingo por la mañana, anunciaron el gobierno y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Madrid aseguró que la liberación de Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre había sido posible "gracias (...) a la colaboración de países aliados y amigos, en especial en la fase final desde Turquía y Catar".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP