Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de la cúpula de las FARC celebran la aprobación del acuerdo de paz con el gobierno en el cierre de la conferencia nacional de la guerrilla en Llanos del Yarí el 23 de septiembre de 2016 en Colombia

(afp_tickers)

La guerrilla marxista FARC de Colombia, la principal y más antigua de América, anunció este viernes que ratificó "unánimemente" el acuerdo con el gobierno de Juan Manuel Santos para acabar con más de medio siglo de guerra en Colombia.

"Hemos refrendado unánimemente el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera", dijo Timoleón Jiménez, máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ante cientos de guerrilleros e invitados, reunidos bajo un cielo plomizo en un remoto paraje del sureste colombiano.

'Timochenko' habló durante la clausura de la Décima Conferencia Nacional Guerrillera, máxima autoridad de las FARC, al cabo de seis días de deliberaciones en los Llanos del Yarí, tradicional bastión de la guerrilla.

"En nuestro horizonte siempre estuvo la perspectiva de la solución política. Por eso, la paz es la más bella de las victorias", enfatizó sobre lo pactado tras casi cuatro años de conversaciones en Cuba.

Además del acuerdo de paz, el fin de las FARC como organización político-militar centró los debates de los 207 delegados de las estructuras rebeldes de toda Colombia que asistieron a la conferencia, entre ellos representantes de prisioneros e indultados de la guerrilla.

'Timochenko' señaló que la cita dispuso el tránsito de la organización, nacida de una sublevación campesina en 1964, "a la acción política legal a través de un nuevo partido político".

Iván Márquez, jefe negociador de paz de las FARC, dijo por su parte que el congreso fundacional de este nuevo partido político "se llevará a cabo a más tardar en mayo de 2017, si se implementan los acuerdos como está convenido".

Con miras a la paz, la conferencia decidió, además, ampliar los actuales 29 miembros de su Estado Mayor Central a 61.

Tras la cita guerrillera, el acuerdo de paz será firmado por Santos y Timochenko el próximo lunes en Cartagena, pero entrará en vigencia solamente si es aprobado por los colombianos en un plebiscito convocado para el 2 de octubre. Las últimas encuestas dan ganador al 'Sí'.

- Impulsar una Asamblea Constituyente -

Entre vítores a "la paz de Colombia" y cánticos alusivos a Simón Bolívar, a los extintos líderes guerrilleros Manuel Marulanda, 'Tirofijo', y Alfonso Cano y al poder militar de las FARC, la guerrilla llamó a concertar "un gran acuerdo político nacional" que inicie el proceso para convocar una Asamblea Nacional Constituyente, un reclamo reiterado de los rebeldes.

"Convocamos a hacer realidad el llamado (...) a concertar un gran acuerdo político nacional (...) para atender los retos que la paz demande", dijo Márquez, pidiendo impulsar "un proceso constituyente abierto que conduzca a la convocatoria y realización de una Asamblea Nacional Constituyente".

El jefe guerrillero, único de guayabera blanca entre el resto de los dirigentes vestidos con camiseta con el logo de la Décima Conferencia, fue el más demandado de fotos a su llegada al enorme escenario con tres pantallas gigantes donde se realizó el acto.

Entre los invitados destacaban René Higuita, ídolo del fútbol colombiano, la exsenadora y activista Piedad Córdoba, el español asesor jurídico de las FARC en La Habana, Enrique Santiago, líderes vascos cercanos a ETA y defensores de la independencia de Cataluña.

También estaba presente Víctor G. Ricardo, comisionado de paz durante los fracasados Diálogos del Caguán iniciados en 1999 y quien regaló un habano a Márquez al saludarlo.

- "Una segunda oportunidad" -

Timochenko, quien destacó la "valiente decisión" de Santos de iniciar el proceso de paz, también aseguró un "reconocimiento" a las víctimas del conflicto, que suman unos ocho millones, entre ellos 260.000 muertos, en el marco de la violencia que involucró a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado.

"Es algo emocionante. El país ha estado buscando la paz por 70 años y no ha podido. No está garantizado que la democracia vaya a funcionar, pero sí hay una posibilidad de crear un sistema político donde todos pueden participar y sin armas", dijo a la AFP el politólogo estadounidense Marc Chernick.

"Es una oportunidad para repensar el país", agregó este especialista en resolución de conflictos de la universidades Georgetown de Estados Unidos y Los Andes de Colombia.

"¡Por fin tenemos una segunda oportunidad sobre la tierra!", dijo Timochenko al concluir su discurso, evocando a Gabriel García Márquez.

Más temprano, Márquez también había citado con solemnidad al Nobel colombiano: "Se acabó la guerra. Díganle a Mauricio Babilonia que ya puede soltar las mariposas amarillas".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP