Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdoárabes, ante un puente destrozado al este de Raqa, Siria, el 13 de julio de 2017, en plena ofesniva para retomar la ciudad de manos del grupo yihadista Estado Islámico

(afp_tickers)

La alianza kurdoárabe apoyada por Washington conquistó un nuevo barrio en Raqa pero apenas logra consolidar sus posiciones frente a la feroz resistencia del grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad siria, según un combatiente y el OSDH.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) arrebataron al EI el jueves por la noche el barrio de Batani, en el este del principal bastión que tiene la organización yihadista en Siria.

Además, "lanzaron una ofensiva contra el barrio vecino de Rmeila", indicó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

El grupo EI recurrió a drones, francotiradores y bombas durante los combates, según la misma fuente.

Los yihadistas también lanzaron vehículos llenos de explosivos para frenar el avance de las tropas, explicó uno de los combatientes de las FDS presentes cerca de Rmeila.

"Están enviando vehículos bomba hacia nuestras posiciones y colocan minas conforme van reculando", dijo el combatiente, de 30 años, que afirmó llamarse Abu.

Los civiles "no pueden desplazarse. No pueden huir durante el día a causa de los francotiradores", añadió.

Según él, su unidad consiguió abrir un camino seguro para los residentes de Rmeila, atrapados en los combates.

Abdel Halim Olaywi, un habitante de 56 años, consiguió escapar por esta vía, pero para su hermana era ya demasiado tarde. "Hace diez días, un bombardeo alcanzó nuestra casa [...] Mi hermana fue herida en el estómago. Murió seis días después", contó, asegurando que había intentado huir junto a su familia varias veces.

Según el director del OSDH, el grupo EI ha ralentizado el avance de las FDS en Raqa, principalmente en la ciudad vieja, donde la alianza kurdoárabe entró a principios de julio.

"Las FDS tienen dificultades para mantener las nuevas posiciones en la ciudad vieja a causa de los francotiradores y del aumento de los ataques con drones", precisó.

La alianza kurdoárabe necesitó siete meses para avanzar hacia Raqa y rodearla. El 6 de junio consiguieron penetrar en ella, tras haber conquistado varias regiones en torno a la localidad, ubicada en el norte de Siria, un país devastado por más de seis años de guerra.

AFP