Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las fuerzas leales al Gobierno libio apoyado por Naciones Unidas mantienen la vigilancia durante los combates contra los yihadistas del Estado Islámico a unos 23 kilómetros de Sirte el 2 de junio de 2016

(afp_tickers)

En el centro de Sirte, bastión del grupo Estado Islámico (EI) en Libia, seguían los combates después de la entrada de las fuerzas leales al Gobierno de unión libio, que buscan tomar la ciudad en los próximos días.

La pérdida de Sirte representaría un enorme revés para el EI cuando el grupo extremista se enfrenta a una gran ofensiva apoyada por estadounidenses y rusos en Irak y en Siria, países donde está mejor implantado.

Las fuerzas leales al Gobierno de unión (GNA) libio "avanzan rápidamente contra el EI en Libia y comenzaron a entrar en su bastión de Sirte", dijo en un tuit Brett McGurk, enviado especial del presidente Barack Obama ante la coalición anti-EI.

Esta ofensiva contra la ciudad portuaria situada a 450 kilómetros al este de Trípoli se efectúa con fuerzas terrestres, aéreas y marítimas y ha posibilitado a las tropas del GNA avanzar hasta el centro de la ciudad, "donde continúan los enfrentamientos", en particular alrededor del centro de conferencias Uagadugú, donde el EI instaló un puesto de comando, indicó a la AFP el portavoz de esas fuerzas armadas, Mohamad Ghassri.

"La operación no durará mucho", agregó, e indicó que espera que "podremos anunciar la liberación de Sirte en dos o tres días".

El bloqueo por la marina de la fachada marítima impide a los yihadistas "huir por mar", según otro responsable militar.

Las fuerzas leales al GNA habían anunciado el 12 de mayo el inicio de la ofensiva para sacar al EI de la franja litoral de 200 kilómetros de largo que conquistó desde 2015.

De esa manera retomó Abu Grein (130 kilómetros al oeste de Sirte), luego la importante base aérea Al Gordabia, la central térmica de Sirte, así como tres cuarteles situados a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad.

Y este jueves, el ejército anunció la reconquista de Harawa, una de las tres localidades más importantes de la región, a 70 kilómetros al este de Sirte.

La realidad de la situación militar sigue confusa por la ausencia de periodistas y fuentes independientes en el terreno.

- 'No es el fin del EI' -

"El EI será derrotado pronto en Sirte pero no será el fin del grupo en Libia", advierte Mohamed Eljareh, experto libio del Centro Rafic Hariri para Oriente Medio.

"No hay que hacerse ilusiones", dice Mattia Toaldo, experto del grupo de reflexión European Council on Foreign Relations. "Si Sirte cae, el EI estará siempre presente a través de grupos que actúan en el desierto libio o con ataques terroristas en Trípoli o Misrata (oeste)".

Se desconoce el número de yihadistas presentes en Sirte, pero los servicios extranjeros calculan en 5.000 hombres los efectivos del EI en Libia hace unas semanas. Asimismo, es imposible determinar el número de civiles que siguen presentes en la ciudad.

En tres semanas de ofensiva, 115 combatientes han muerto y 300 han resultado heridos, según Aziz Issa, del hospital de Misrata.

El emisario de la ONU para Libia, Martin Kobler, hizo recientemente un llamamiento a todas las fuerzas armadas del país a "unirse" para vencer al EI, pese a las profundas divisiones políticas que persisten.

Kobler sugirió el domingo que fuerzas especiales estadounidenses y francesas se encuentran en el país, lo que no ha sido confirmado oficialmente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP