Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros del Ejército Popular de Liberación de China, ubicados en el cuartel de Hong Kong, se preparan para desfilar antes de la llegada del presidente de China, Xi Jinping, el 30 de junio de 2017 en Hong Kong

(afp_tickers)

China exhibió su poderío militar este domingo en un gigantesco desfile ante el presidente, Xi Jinping, en ocasión del 90º aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación.

El desfile, cuya celebración se anunció a último momento el sábado, se desarrolló en la inmensa base militar de Zhurihe, en Mongolia Interior, en el norte del país, a unos 500 km al noroeste de Pekín.

Los medios extranjeros no fueron invitados a cubrir el acontecimiento, retransmitido por la televisión estatal.

Una escuadrilla de helicópteros sobrevoló el desfile formando el número "90" en el cielo, seguidos de una patrulla de aviones de combate.

En un discurso pronunciado frente a sus tropas, Xi Jinping llamó al ejército a acatar "la dirección absoluta" del Partido Comunista Chino (PCC) y a mantenerse listo para "derrotar a cualquier invasor" potencial.

"El mundo no está totalmente en paz y la paz debe ser salvaguardada", declaró. "Más que en ningún otro momento de la historia, tenemos que construir un poderoso Ejército Popular".

Al aproximarse la celebración del 19º Congreso del PCC que lo confirmará para un nuevo mandato de cinco años al frente de la potencia asiática, el jefe de Estado apareció de pie a en un jeep al pasar revista a las tropas, bajo un cielo despejado en las estepas de Mongolia.

Vistiendo uniforme militar, Xi dijo en varias oportunidades "¡Camaradas, habéis trabajado duro!" dirigiéndose a sus soldados, que contestaron en coro: "¡Estamos al servicio del pueblo!"

China ostenta el principal ejército del mundo en términos de efectivos, con 2 millones de soldados enrolados.

En cuestión de presupuesto son las segundas fuerzas armadas del mundo, lejos detrás de las de Estados Unidos, con una dotación prevista para 2017 de unos 168.000 millones de dólares, en alza de 7% con relación al año pasado.

Pekín botó en abril pasado un segundo portaaviones e instaló su primera base militar en el extranjero, situada en el pequeño territorio africano de Yibuti, en las puertas del Mar Rojo.

El desfile del domingo conmemoró la fundación del ejército comunista chino en 1927 en ocasión de una primera confrontación con las tropas del gobierno nacionalista a principios de la guerra civil, que culminó con la llegada al poder del PCC en 1949.

Las fuerzas armadas chinas, conocidas como el Ejército Popular de Liberación (EPL), festejan cada año su aniversario el 1º de agosto.

Los jefes de Estado chinos sucesivos han presidido tradicionalmente imponentes desfiles militares en distintas oportunidades, pero habitualmente siempre se desarrollaron en Pekín.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP