Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas gubernamentales iraquíes apoyadas por combatientes de la Brigada de Aas, avanzan hacia la localidad de Tal Afar, bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI), el 20 de agosto de 2017

(afp_tickers)

Las fuerzas iraquíes se acercaban este lunes a Tal Afar después de haberse apoderado de varios pueblos, en el segundo día de su ofensiva para arrebatar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) uno de sus últimos bastiones en Irak.

Los convoyes blindados y los tanques se desplazaban en dirección a Tal Afar por la desértica planicie de Nínive, levantando en torno a ellos una espesa polvareda.

Los bombardeos de artillería se sucedían en dirección a Tal Afar, una ciudad histórica situada a 70 km al este de Mosul, segunda ciudad de Irak y arrebatada a principios de julio al grupo EI, constató un fotógrafo de la AFP.

Apoyadas por la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, las fuerzas progubernamentales -que agrupan al ejército, las policías federal y local, las fuerzas especiales antiterroristas y 20.000 miembros de la organización paramilitar Hashd Al Shaabi- abrieron tres ejes en dirección de Tal Afar (norte).

Prevén en poco tiempo rodear la ciudad situando sus fuerzas en las entradas del bastión yihadista, informaron a la AFP los comandantes sobre el terreno.

La policía federal afirmó haber tomado el control de cinco pueblos en el frente oeste de Tal Afar. Sus hombres están a "unos cientos de metros de Al Kifah", el primer barrio de Tal Afar por el oeste, indicó en un comunicado su jefe, Raed Shaker Jawdat.

Y el Hashd Al Shaabi, dominado por la milicias chiítas apoyadas por Irán, anunció en un comunicado haber avanzado "hasta los suburbios del oeste" de la ciudad.

Por su parte, las unidades de contraterrorismo, que avanzan desde el suroeste, retomaron cinco localidades, donde "izaron la bandera iraquí", según un comunicado del Mando Conjunto de las Operaciones.

- 'Evitar las pérdidas civiles' -

La batalla de Tal Afar es una etapa importante en la ofensiva antiyihadista, tanto en Irak como en la vecina Siria, donde el grupo EI es también blanco de múltiples asaltos.

La toma de la ciudad, aseguran las autoridades iraquíes y la coalición internacional, haría aún más difícil el paso de armas y yihadistas entre los dos países.

Las fuerzas gubernamentales están ubicadas en el aeropuerto militar de Tal Afar, que dista unos 6 km de la ciudad y había sido arrebatado en noviembre a los yihadistas durante la ofensiva de Mosul.

La "victoria decisiva" en Mosul "no marcó el fin del EI en Irak ni de su amenaza mundial", había advertido el domingo la coalición internacional, en un momento en que el grupo yihadista acababa de reivindicar los atentados mortales de España y Rusia.

Recuperar el control de Tal Afar es "otro combate importante que se debe llevar a cabo para garantizar que el país y sus habitantes se libren por fin del EI", agregó el general estadounidense Stephen Townsend, jefe de las fuerzas de la coalición.

Pero en esta batalla, los habitantes podrían verse atrapados entre dos fuegos, advierten las organizaciones humanitarias, después de haber lanzado la misma señal de alarma en el caso de Mosul.

"Las condiciones de vida en la ciudad son extremadamente duras, los habitantes no tienen lo mínimo necesario para sobrevivir", afirmó en un comunicado Lise Grande, coordinadora humanitaria de Naciones Unidas para Irak.

"Alrededor de 40.000 personas abandonaron ya la región", declaró este lunes el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.

La ONU y las ONG con las que trabaja "no saben cuántas personas permanecen en las zonas de combate, pero prevén que miles de personas más huyan en los próximos días y semanas", precisó.

Es difícil determinar el número actual de civiles en Tal Afar ya que, como todos los otros feudos del EI, está incomunicado del mundo exterior. Según la coalición internacional, serían entre 10.000 y 50.000 dentro y en los alrededores de la ciudad.

Responsables locales acusan al millar de yihadistas que se encontrarían en Tal Afar de utilizarlos como escudos humanos.

El grupo EI, que en un momento llegó a controlar hasta un tercio del territorio iraquí, solo detenta ahora en el norte Tal Afar y Hawija, más al sur. Está también presente en la gran y desértica provincia occidental de Al Anbar, donde controla varias zonas a lo largo de la frontera siria.

Durante la noche, las fuerzas iraquíes lanzaron sobre Hawija octavillas llamando a la población a "prepararse porque las fuerzas armadas hicieron de la toma de la ciudad su próximo objetivo".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP