Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre camina por delante de un panel electrónico con la cotización de la Bolsa de Tokio, el 25 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Las principales bolsas europeas abrieron con ganancias claras la sesión de este jueves, siguiendo la tendencia de Wall Street y recuperando parte del terreno perdido la víspera.

En los primeros intercambios, el índice DAX 30 de Fráncfort subía 1,19%, el CAC 40 de París 1,55% y el FTSE 100 de Londres 1,26%. El Ibex-35 de Madrid por su lado ganaba 1,78%.

Por su parte, la Bolsa de Tokio cerró la sesión de este jueves con una ganancia de 1,41%, gracias al debilitamiento del yen respecto a las principales divisas y un aumento de los precios del petróleo la víspera. El índice Nikkei 225 de los principales valores se anotó 224,55 puntos, y concluyó en 16.140,34 unidades.

La sesión estuvo marcada además por una fuerte caída de la acción de Sharp (-14%), tras anunciarse la compra del grupo electrónico por el taiwanés Hon Hai/Foxconn mediante un aumento de capital, lo cual diluye la parte de los accionistas actuales.

La jornada fue activa, con cerca de 2.400 millones de acciones intercambiadas.

Al cierre, el dólar cotizaba a 112,48 yenes, frente a 111,74 la víspera. El euro cotizaba también al alza, intercambiándose a 124,13 yenes, frente a 123,07 el jueves.

Mientras, la Bolsa de Shanghai cerró este jueves con una pérdida de 6,41%, arrastrada por la preocupación persistente sobre la ralentización de la economía china y la falta de liquidez.

El índice compuesto se dejó 187,65 puntos y concluyó en 2.789,66 unidades, precisamente la víspera de una reunión de los ministros de Finanzas del G20 en esta misma ciudad.

Por su lado, el índice compuesto de la bolsa de Shenzhen perdió 7,34%.

"La economía no ha mostrado señales de estabilización, y las políticas siguen sucediéndose la una a la otra", comentó el analista Zhang Gang, de Central China Securities.

Los analistas estiman además que las plazas financieras están acusando una falta de liquidez. El banco central chino inyectó 340.000 millones de yuanes (unos 52.000 millones de dólares) en los mercados este jueves para atajar el problema.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP