AFP internacional

Manifestación y enfrentamientos con la policía el 10 de abril de 2017 en Caracas

(afp_tickers)

Un hombre de 32 años falleció la madrugada del jueves luego de ser herido de bala en una manifestación contra el presidente Nicolás Maduro el martes pasado, convirtiéndose en la quinta víctima en estas protestas que comenzaron hace casi dos semanas.

"Efectivamente murió esta madrugada en [el estado de] Lara", dijo a la AFP un funcionario de la fiscalía que pidió reservar su identidad.

Antonio Gruseny Calderón fue baleado en una protesta el pasado 11 de abril en Cabudare, ciudad vecina a Barquisimeto, capital de Lara, y hospitalizado en estado grave.

En esas mismas protestas murieron por heridas de bala un hombre de 36 años y un adolescente de 13.

La fiscalía abrió una investigación.

El caso de Calderón "ya se estaba investigando por las lesiones, ahora se agrava por la muerte", dijo el funcionario del Ministerio Público.

El diputado opositor Alfonso Marquina, que representa a Lara en el parlamento, escribió en su cuenta en Twitter: "Falleció en el HCUAMP [hospital universitario de Barquisimeto] luego de 30 horas luchando por su vida, Gruseny Antonio Calderón (Tony) otra víctima más de la dictadura".

El asambleísta había atribuido el miércoles los hechos a disparos de "colectivos", grupos civiles que según la oposición están armados y sirven como fuerza de choque del oficialismo.

Además de estas tres víctimas, el 6 y el 11 de abril dos jóvenes de 19 años fallecieron baleados por policías en las afueras de Caracas y en Valencia (norte).

Los fallecidos son producto de "la violencia de un gobierno que niega la Constitución", dijo el presidente del parlamento, Julio Borges en una manifestación este jueves.

La oposición emprendió el 1 de abril una serie de movilizaciones, principalmente en la capital, que han derivado en batallas campales de manifestantes contra militares y policías, intercambiando gases lacrimógenos y balas de goma por piedras y botellas. Decenas de heridos y más de un centenar de arrestos se suman al saldo trágico.

Las protestas se desataron tras sentencias con las que el Tribunal Supremo de Justicia asumió las funciones del Parlamento, de amplia mayoría opositora, y retiró la inmunidad a los asambleístas. En medio de un fuerte rechazo internacional, los dictámenes fueron anulados parcialmente.

- "La calle manda" -

La oposición convocó para el jueves a pequeñas manifestaciones en cada uno de los más de 300 municipios del país, mientras prepara lo que según dice será "la mamá de todas las marchas" contra Maduro el próximo miércoles 19 de abril -que conmemora el primer grito independentista venezolano-, fecha en la que el chavismo también saldrá a la calle.

Se realizaron dos movilizaciones en Caracas, una de ellas en el barrio popular La Bandera. Otra en el este llegó a la principal autopista de la capital y se disponía a marchar en dirección al centro, bastión del chavismo y donde se concentran los poderes públicos, constataron periodistas de la AFP.

"En Semana Santa la calle es la que manda", gritaban los manifestantes en sus consignas.

En Carora (Lara), un grupo de personas acostada en la calle formó con sus cuerpos la frase: "Fuera Maduro", mientras que en Vargas, vecino a Caracas, la policía dispersó la movilización con gas, según el diputado José Manuel Olivares.

"Nos dispararon bombas a quemarropa en , si creen que con eso nos van a amedrentar están equivocados, seguiremos en la CALLE!!!", escribió en Twitter.

Maduro recordó con varios mensajes en Twitter el regreso al poder, el 13 de abril de 2002, del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), tras un golpe de Estado que lo sacó brevemente de la presidencia. "13 de Abril 2002 día de Unión Cívico Militar, de Resurrección Popular... Somos el Pueblo de Chávez Siempre Victorioso", escribió

El presidente, que declaró feriado toda la Semana Santa en el sector público, asegura que las protestas buscan generar violencia para darle un "golpe de Estado" y "cual anticristo, destruir la paz" de Venezuela.

AFP

 AFP internacional