Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía birmano vigilando tras un cordón policial en Rangún el 17 de enero de 2016

(afp_tickers)

La mejor integración económica en el sureste de Asia facilitó el desarrollo de redes criminales transfronterizas mejor conectadas y más activas, que generan cada año más de 100.000 millones de dólares, revela este jueves un informe de Naciones Unidas.

"Estos últimos años, (...) los flujos criminales transnacionales progresaron rápidamente en la región", escribe en el informe la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Entre estos flujos estarían la trata de seres humanos, el narcotráfico, las falsificaciones o el tráfico de madera y animales, entre otros.

"Ahora es importante que los responsables políticos relacionen las cuestiones de la integración económica con la seguridad", estima Jeremy Douglas, representante regional de la UNODC.

Según el informe, los tráficos de cualquier tipo generan unos ingresos superiores al PIB de Laos, Birmania y Camboya juntos. Y, además, tienen "un efecto desestabilizador" para los países y su economía, al tiempo que representan una fuente endémica de corrupción.

Respecto al narcotráfico, muy desarrollado en la región, la reducción de los controles fronterizos y la mejora de las infraestructuras ofrecieron nuevas oportunidades a los traficantes, estima la ONU.

"Esta región es verdaderamente única", subraya a la AFP Jeremy Douglas, con Singapur, uno de los países más ricos del mundo, por un lado y por el otro algunos de los países más pobres, como Laos o Birmania.

El representante de la UNODC explica que los intercambios comerciales "progresan entre un 10% y un 20% cada año, pero [estos países] no disponen de medidas de protección", como controles de aduanas o un sistema policial.

"Si no empiezan a hacerlo ahora, esto generará importantes problemas en los países más pobres", agregó.

En diciembre, diez países del sureste de Asia lanzaron la esperada Comunidad Económica de la Asean (CEA), que busca alcanzar un mercado único inspirado en el modelo europeo.

La Asean representa un inmenso mercado de casi 600 millones de habitantes que agrupa países tan diversos como Brunéi, Singapur, Malasia, Indonesia, Tailandia, Filipinas, Vietnam, Birmania, Laos y Camboya.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP