Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, en rueda de prensa en Rio de Janeiro, el 9 de marzo de 2015

(afp_tickers)

Las remesas enviadas por mexicanos, la inmensa mayoría desde Estados Unidos y que el presidente Donald Trump amenaza con intervenir, aumentaron 8,8% en 2016 en relación al año anterior para llegar a casi 27.000 millones de dólares, un récord, informó este miércoles el Banco de México (central).

Trump, quien insiste en construir un muro fronterizo y que sea pagado por México, ha amagado con imponer un impuesto o intervenir estas remesas, la mayoría enviadas a través de instituciones bancarias estadounidenses, si el gobierno mexicano rechaza financiar la polémica estructura.

Las remesas "durante 2016 fueron 26.970 millones de dólares. Crecimiento anual de 8.8%", informó el Banco de México en su cuenta oficial de Twitter.

Este monto representa un nuevo máximo histórico, según estadísticas de la institución, lo que confirma a las remesas como una de las principales fuentes de ingresos de México.

En la áspera negociación que han entablado los gobiernos de México y Estados Unidos, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo días atrás que el límite en el diálogo con la administración Trump será el muro y las remesas.

Para México sería "totalmente inaceptable cualquier otro tratamiento (a las remesas) de lo que normalmente el mercado (bancario) hace en sus transferencias", subrayó Guajardo.

El martes, el secretario de Hacienda (Finanzas), José Antonio Meade, anunció que preparan una iniciativa de ley para proteger las remesas que envían los mexicanos y que contempla el uso de tecnologías para apoyar esas transacciones.

La actual escalada entre México y Washington no tiene precedentes en la historia contemporánea y llevó incluso a la cancelación por parte del presidente mexicano Enrique Peña Nieto de un encuentro que tenía previsto el 31 de enero con Trump ante la insistencia del mandatario estadounidense de que México pague por la construcción del muro.

AFP