AFP internacional

Una embarcación con migrantes frente a las costas de Libia, el 20 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Tribus del sur de Libia firmaron en Roma un acuerdo de paz que prevé un control reforzado de los 5.000 kilómetros de frontera del sur del país, donde actúan principalmente las redes de tráfico de migrantes, confirmó este domingo el ministerio italiano de Interior.

El ministerio, anfitrión de este encuentro, confirmó a la AFP informaciones aparecidas el domingo en la prensa italiana, aludiendo a un acuerdo de doce puntos concluido tras una maratoniana sesión de 72 horas de negociaciones secretas, el viernes en Roma.

"Se hará operativa una guardia fronteriza para vigilar las fronteras del sur de Libia a lo largo de 5.000 kilómetros", precisó el ministro italiano de Interior Marco Minniti al diario La Stampa. Este nuevo dispositivo, del que aún no se han definido los efectivos, completará la acción de los guardacostas en el norte para interceptar a los traficantes. Italia entregará una decena de lanzas rápidas a Libia a ese efecto.

"Garantizar la seguridad de la frontera en el sur de Libia significa garantizar la seguridad de la frontera sur de Europa", añadió Minniti.

En Roma se reunieron 60 jefes de clanes y un representante del gobierno libio de Unión Nacional basado en Trípoli.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia vive en un clima de incertidumbre debido a la profunda crisis política y la inseguridad persistente en el país. El sur es escenario de una lucha fratricida entre comunidades y clanes por el control de las rutas trasfronterizas, por las que transitan productos manufacturados, víveres y ganado, pero también migrantes, tabaco, droga y armas.

La iniciativa de mediación italiana pretende combatir "una economía basada en el tráfico ilícito que genera cientos de muertos en el Mediterráneo, miles de desesperados en busca de una vida mejor, un impulso populista (en Europa) y la amenaza yihadista en el desierto", indica el documento final del encuentro, citado por Corriere della Sera.

AFP

 AFP internacional