Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados chiíes del ejército popular utilizan artillería móvil cerca de la ciudad de Faluya, el 23 de mayo de 2016, como parte de la reconquista de la ciudad tomada por el EI

(afp_tickers)

Las fuerzas iraquíes estrechaban este martes el cerco en torno a Faluya, en manos de la organización Estado Islámico (EI), que impide a los civiles salir de la ciudad.

La reconquista de este emblemático baluarte yihadista, situado a apenas 50 kilómetros de Bagdad, parece inevitable dada la serie de reveses sufridos por el EI en los últimos meses. Pero el grupo, que controla amplios territorios en Siria e Irak, demostró el lunes que sigue teniendo una gran capacidad operativa, con una ristra de atentados bomba que dejaron más de 150 muertos en bastiones del régimen sirio.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, anunció este martes, cuando aún no había pasado un día desde el inicio de la ofensiva, que las fuerzas gubernamentales habían tomado Garma, una de las últimas localidades que permiten a Faluya mantener un contacto con el exterior. "Las fuerzas federales avanzaron por la mañana temprano hacia el este de Faluya, desde tres direcciones", dijo a AFP un teniente general de la policía, Read Shakir Jawdat.

Los aviones iraquíes y de la coalición de países árabes y occidentales, liderada por Estados Unidos, bombardearon Faluya en los últimos días, en apoyo a la operación.

La coalición inició sus ataques contra posiciones del EI en Siria e Irak a mediados de 2014, después de que el grupo proclamara la fundación de un "califato" a caballo entre ambos países. La organización paramilitar Hashed al Shaabi, formada principalmente por milicias chiíes proiraníes, informaron por su parte de que habían ganado terreno al sur de la ciudad.

- 50.000 civiles atrapados -

La perspectiva de combates urbanos aumentó la preocupación por las decenas de miles de civiles atrapados en la ciudad.

El Consejo de Noruega para los Refugiados (NRC) estimó que aún hay 50.000, y urgió a hacer lo posible para ayudarlos a partir. "Las familias que en los últimos meses padecieron privaciones alimentarias y sanitarias ahora corren el riesgo de verse atrapadas entre dos fuegos. Es absolutamente vital garantizarles vías seguras para salir de allí, a fin de que podamos asistirlas", afirmó el director de NRC para Irak, Nasr Muflahi, en un comunicado.

Muflahi señaló a AFP que solamente ochenta familias habían logrado huir de Faluya en las horas previas al inicio de la ofensiva, y que desde entonces no tuvo noticias de ninguna más. "Esperábamos que hubiese otras por la noche, pero no llegó ninguna", afirmó, lamentando que aún no se haya materializado su propuesta de crear corredores humanitarios.

Funcionarios de Anbar, la provincia en la cual se halla situada Faluya, señalaron que algunos puñados de civiles habían logrado escabullirse de la ciudad. Un habitante de Faluya contactado por teléfono por AFP declaró haber oído fuertes bombardeos en la parte norte de la ciudad. "Dáesh [acrónimo árabe del EI] impuso el toque de queda, que impide a la gente salir a la calle. Algunos están autorizados a permanecer ante sus puertas", dijo el residente. "El número de miembros de Dáesh es menor y se los ve en grupos de dos o tres. No sabemos a dónde se han ido los otros", agregó.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) acusó por su parte a fuerzas progubernamentales de haber impedido en las últimas semanas el ingreso de alimentos a la ciudad.

Aún se ignora cuál será la estrategia del EI para defender Faluya, una localidad con alta carga en la mitología yihadista desde 2004, cuando las tropas estadounidenses que habían derrocado al dictador Sadam Husein sufrieron allí algunos de sus peores reveses desde la Guerra de Vietnam.

Las fuerzas iraquíes pretenden también reconquistar Mosul (norte), la segunda ciudad del país, pero sus fuerzas en esa zona avanzan lentamente y el desenlace no parece inminente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP