Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos automóviles son inspeccionados por última vez en una planta de Nissan en Resende, Brasil, el 3 de febrero de 2015

(afp_tickers)

Las ventas de automóviles en Brasil cayeron un 26,5% en 2015 respecto a 2014, y tuvieron su peor resultado en ocho años, golpeadas por una aguda crisis política y económica, dijo este miércoles la Federación de Concesionarios (Fenavre).

El 2015 fue el tercer año consecutivo de contracción para el sector automotor brasileño, y el más acentuado, con 2,56 millones de unidades matriculadas. Fue la primera vez que los patentamientos quedaron debajo de los tres millones desde 2008.

En 2014, la retracción había sido del 7,15%, con 3,49 millones de autos, camiones y autobuses patentados.

"La crisis política ha sido nefasta y provocó una merma en la confianza del consumidor", dijo el presidente de Fenavre, Alarico Assumpçao, citado por el portal G1 de Globo.

El directivo señaló también el alza del desempleo, la depreciación del real y la contracción del PIB como factores que afectaron las ventas en 2015 y que desencadenaron el cierre de 1.047 concesionarias y la supresión de 32.000 empleos.

Fenavre detalló que la producción de autos y vehículos comerciales livianos cayó un 25% a 2,5 millones de unidades el año pasado, mientras que la de camiones fue la más sufrida con un retroceso del 47,6% a 71.787 unidades.

En línea con las predicciones para la economía en general, Fenavre espera una nueva baja de las ventas en 2016, aunque más moderada, en torno al 5,9% para los autos y vehículos livianos para un total estimado de 2,3 millones de unidades. Los vehículos pesados retrocederían 2,8% a 89.500 unidades.

Primera economía de América Latina y séptima del mundo, Brasil lucha con un estancamiento económico que arrastra desde hace cinco años y que en 2015 se convirtió en crisis y recesión, con fuertes tensiones políticas como telón de fondo.

El país terminó el año pasado con una contracción del PIB en torno al 3,1%, según el gobierno, que proyecta una caída del 1,9% para el 2016. De confirmarse ese pronóstico será el primer bienio recesivo desde el ciclo 1930-31.

El oscuro presente económico de Brasil, agravado por la amenaza de una destitución de la presidenta izquierdista Dilma Rousseff a través de un juicio político, llevó a las calificadoras de riesgo Fitch y Standard & Poor's a llevar a los bonos de la deuda soberana del país a la categoría "basura".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP