Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un nuevo modelo de un auto Chevrolet se exhibe en el salón internacional del automóvil de Norteamerica, el 9 de enero de 2017, en Detroit

(afp_tickers)

Los compradores de autos pisaron el freno en enero y las ventas de los tres grandes fabricantes estadounidenses cayeron tras alcanzar un récord en 2016.

GM, Ford y el brazo norteamericano de Fiat Chrysler (FCA US) sufrieron una merma de ventas en un mes en el que tradicionalmente los consumidores hacen una pausa tras sus gastos de fin de año.

En comparación con enero de 2016, las ventas de GM cayeron 3,8%, las de Ford 1% y las de FCA US 11%.

La venta total de autos en enero podría tener una caída de 2,7% en la comparación año a año, estimó la firma Kelley Blue Book.

"Tras el nuevo récord de ventas alcanzado en diciembre, los datos de enero parecen sufrir el efecto de una resaca y la cantidad de unidades vendidas puede potencialmente ser de medio millón menos que el pasado mes", dijo la semana pasada el analista de KBB Alec Gutierrez

No obstante, GM, el mayor fabricante estadounidense de autos, dijo que en enero los consumidores pagaron precios promedios que fueron un récord, justamente cuando la compañía está buscando rentabilidad.

Ford, a su vez, dijo también que los estadounidenses están pagando más por los autos.

Las ventas estadounidenses de autos vienen de dos años consecutivos de récords. El año pasado se vendieron 17,5 millones de unidades, estimó la consultora Autodata. Y en diciembre, la empresas ofrecieron grandes descuentos a último momento y desataron un frenesí de compras.

AFP