Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una sede del fabricante de automóviles Volkswagen (VW) en la ciudad alemana de Dusseldorf, en una imagen del 28 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

El gigante alemán Volkswagen, sacudido desde el mes pasado por el escándalo de los coches trucados, anunció est viernes una caída interanual de ventas del 1,5% tanto en septiembre como en los primeros nueve meses del año.

Esas caídas se explican por retrocesos en países como China y Brasil. No incluyen eventuales impactos del escándalo, dado que éste estalló en la segunda mitad de septiembre y los coches que se matriculan suelen ser encargados con semanas de antelación.

"Si hubiera un efecto [del escándalo de] Volkswagen, se vería en octubre y más claramente en noviembre", explicó Jean-François Belorgey, analista del sector automovilístico de la consultora EY.

VW admitió haber instalado un software que falsificaba los datos de emisiones contaminantes en once millones de motores diésel de muchas de sus doce marcas.

Según los resultados comunicados este viernes, VW, que en el primer semestre se convirtió en el primer vendedor mundial de coches, matriculó 885.000 unidades en septiembre y 7,43 millones en los primeros nueve meses.

Aunque sus ventas globales retrocedieron un 1,5% en ambos periodos, en Europa tuvieron un incremento del 3,8% en el periodo enero-septiembre. Pero en China, su principal mercado, cayeron un 0,8% en septiembre y un 5,2% en enero-septiembre.

En Brasil y Rusia, dos países sumidos en la recesión, las ventas de VW en septiembre registraron derrumbes espectaculares, del 44% y del 26% respectivamente.

En el plano judicial, la investigación penal abierta en Alemania por el escándalo de los coches trucados de Volkswagen identificó a un grupo de "bastante menos de diez responsables" sospechosos, indicó este viernes a la AFP la Fiscalía de Brunswick (norte). "Más de dos, pero bastante menos de diez" personas están presuntamente entre los responsables de la instalación de sistemas de falsificación de datos de emisiones contaminantes en millones de coches diésel, declaró el portavoz de la Fiscalía, Klaus Ziehe.

El semanario alemán Der Spiegel aseguró el miércoles que el círculo de responsables podía abarcar a unas 30 personas. VW, que admitió haber manipulado los motores de once millones de coches de varias de sus marcas, salió rápidamente al paso de esa información, asegurando que esa cifra carecía "de todo fundamento".

El nuevo presidente del grupo VW, Matthias Müller, señaló la semana pasada la suspensión de cuatro personas, "incluyendo tres directores en diferentes épocas del desarrollo de los motores".

Según la prensa alemana, entre ellos figuran el responsable de desarrollo de Audi, Ulrich Hackenberg, y el de Porsche, Wolfgang Hatz. La empresa se abstuvo de confirmar esos trascendidos.

En paralelo a la investigación judicial, VW encargó a un bufete de abogados estadounidenses una pesquisa interna sobre lo ocurrido.

AFP