Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de Lan Chile en el aeropuerto de Santiago el 16 de agosto de 2010

(afp_tickers)

La aerolínea chileno-brasileña Latam, la más grande de América Latina, anunció medidas para mitigar los posibles problemas que provoque a sus pasajeros el paro que realizarán funcionarios aeroportuarios el jueves y viernes en los aeropuertos del país.

Latam, la aerolínea nacida en 2011 tras la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM, tomó como principal medida la cancelación de la venta de pasajes para los días en que los funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) realizarán el paro, aunque los que ya hayan sido adquiridos podrán ser utilizados.

"Los vuelos siguen programados en los horarios informados", declaró Gonzalo Undurraga, gerente general de la aerolínea.

Los pasajeros también podrán adelantar sus viajes a los días previos al paro o 15 días después, sin cobro de multa, y también realizar un cambio de ruta hasta en fin de la vigencia del boleto, pero pagando las diferencias de tarifa que pudieran generarse, agregó un comunicado de la empresa.

Los trabajadores de la DGAC anunciaron el domingo que realizarán el paro en demanda de mejoras en la previsión social de los 3.000 funcionarios que operan en los aeropuertos del país. La medida de presión afectará las salidas de vuelos nacionales e internacionales, pero no así los arribos.

Latam agregó que se encuentra a la espera de información oficial por parte del gobierno chileno, para definir más medidas "con el fin de mitigar el fuerte impacto que esta situación, ajena a la responsabilidad de LAN, pudiese llegar a ocasionar a sus pasajeros en vísperas de las fiestas de fin de año".

En septiembre pasado, los funcionarios de la DGAC realizaron un primer paro de 24 horas que provocó la cancelación de 131 vuelos nacionales y 193 internacionales, afectando a unas 50.000 personas.

AFP