Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, el 23 de enero de 2017, durante una reunión con su homólogo húngaro en Moscú

(afp_tickers)

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, anunció este miércoles que se reunirá el viernes en Moscú con representantes de la oposición siria.

"Invitamos el viernes a todos los opositores que deseen venir, la oposición política. Les informaremos de lo que pasó en Astaná y nuestra visión del desarrollo positivo del proceso de Astaná en el futuro", dijo Lavrov ante los diputados rusos.

El objetivo de la reunión será "compartir nuestras impresiones sobre las discusiones de Astaná", había indicado previamente una fuente del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Las conversaciones del lunes y el martes en Astaná fueron un "gran éxito, un inmenso paso adelante" que "hay que confirmar", declaró la misma fuente.

Varios representantes de los rebeldes que controlan algunas zonas de Siria dijeron a la AFP que no habían recibido ninguna invitación para ir a Moscú, pero que, llegado el caso, estaban dispuestos a viajar para conversar.

"El problema no es la invitación, es el tema de la discusión. Si es serio y se discute de un problema nacional, podemos ir hasta el fin del mundo", dijo Fares Bayuche, negociador de un grupo rebelde presente en Astaná.

Numerosos opositores sirios han viajado a Moscú desde el inicio del conflicto, pero hasta ahora nunca han sido recibidos los representantes de rebeldes con algún control sobre territorios en Siria.

Las negociaciones de Astaná culminaron el martes con la publicación de una declaración firmada por Rusia, Turquía e Irán, patrocinadores de la reunión.

La guerra en Siria ha provocado desde 2011 la muerte de más de 310.000 personas.

AFP