Navigation

Le Pen niega haber reconocido el empleo ficticio de su guardaespaldas

Marine Le Pen llega un acto político para iniciar su campaña presidencial acompañada de Thierry Legier (izq), el pasado 4 de febrero en Lyon afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 febrero 2017 - 14:49
(AFP)

La líder de extrema derecha francesa, Marine Le Pen, negó este viernes haber admitido que contrató a su guardaespaldas como asistente parlamentario en un empleo ficticio, contradiciendo un informe del organismo europeo antifraude (OLAF) revelado el jueves por la prensa.

"Es una mentira vergonzosa, nunca admití esto ante los investigadores", afirmó la candidata a las presidenciales de abril y mayo, en una entrevista con una radio.

Según el informe del organismo europeo, la eurodiputada admitió haber empleado a su guardaespaldas Thierry Legier como asistente parlamentario, en un empleo ficticio, para "regularizar salarios".

Sobre este informe, Le Pen explicó que efectivamente "hubo una regularización contable", pero "no hay nada de ficticio". "De hecho tengo todas las pruebas, que presentaré cuando sea necesario, y que ya transmití al OLAF", agregó.

La oficina de prensa de OLAF, solicitada por la AFP, indicó el jueves que "la investigación reveló que la eurodiputada entregó un contrato de trabajo ficticio sobre uno de sus asistentes".

En otro caso, la Eurocámara decidió retener en febrero parte del sueldo de Marine Le Pen, quien rechaza abonar el monto que se le reclama por el trabajo injustificado de otra de sus asistentes, Catherine Griset.

El Parlamento Europeo, que se apoya en esta investigación considera que el salario de Griset, contratada como asistente parlamentaria de la presidenta del ultraderechista Frente Nacional francés entre 2010 y 2016, estaba injustificado, ya que solo trabajaba para el partido.

Tras este informe, la fiscalía de París abrió a mediados de diciembre una investigación judicial por abuso de confianza, fraude y falsificación. El abogado de Le Pen, Marcel Ceccaldi, dijo el viernes en un comunicado que "presentó una denuncia" contra el OLAF.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.