Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro Edi Rama posa sonriente ante una urna tras votar en un colegio electoral de Surrel, un pueblo próximo a Tirana, este domingo 25 de junio

(afp_tickers)

Albania celebró este domingo elecciones legislativas que tuvieron escasa participacion y que deseaba fueran tranquilas, sin las acusaciones de fraude de los últimos años, en un intento de acelerar su proceso de adhesión a la Unión Europea.

El Partido Socialista (PS) del actual primer ministro Edi Rama, de 52 años, y el Partido Democrático (derecha) de Lulzim Basha, de 43 años, estaban empatados en los sondeos, con una pequeña ventaja para el primero y los primeros resultados se conocerán la madrugada del lunes.

Hay que "votar, votar, votar", exhortó durante todo el día Rama en su cuenta de Facebook. "Vayan a votar porque es la única forma de cambiar sus vidas", insistió.

Sus llamamientos no parecieron convencer a los votantes. A pesar de que los colegios electorales abrieron una hora más de lo previsto, hasta las 20H00, las primeras estimaciones situaban la participación en 43%, 10 puntos menos que en 2013, una de las cifras más bajas desde la caída del comunismo a principios de los años noventa.

Los comicios se llevaron a cabo sin graves incidentes, aunque los dos grandes partidos y el Movimiento Socialista para la Integración (LSI) se acusaron mutuamente de "intimidación" y "compra de votos".

La vice primera ministra encargada de las elecciones, Ledina Mandija, declaró, por su parte, que "los comicios se llevaron a cabo en calma a pesar de unos incidentes".

- Negociaciones con la UE -

Tras una campaña tranquila, unas elecciones sin incidentes ni graves acusaciones de fraude serían una novedad en Albania y, ante 3.000 observadores, 300 de ellos extranjeros, mandarían una buena señal en el momento en que todos los partidos esperan una próxima apertura de las negociaciones de adhesión a la Unión Europea a la que el país es candidato desde 2014.

Según el politólogo Skender Minxhozi, esta campaña ha sido la primera "en que los dos grandes partidos prácticamente han abandonado las armas". En las calles "no hay grandes pancartas, no hay carteles, no hay banderas", señala el analista.

A pesar de las rivalidades, Ardian Civici asegura que todos los partidos están de acuerdo en lo esencial, "la apertura de negociaciones de adhesión a la Unión Europea".

Según Edi Rama, "la mayoría y la oposición pedirán conjuntamente después de las elecciones la apertura de negociaciones con la UE".

Albania es uno de los países más pobres de Europa, con un salario medio de 340 euros (380 dólares) mensuales. El desempleo ha llevado a miles de personas, en particular a los jóvenes, a abandonar el país. Además de los 2,9 millones de albaneses que viven en el país, hay 1,2 millones en el extranjero, un récord mundial en proporción a la población total.

Según el último informe de la Comisión Europea, el país tiene instituciones judiciales "lentas e ineficaces" y "continua prevaleciendo la corrupción".

"Queremos un Estado de derecho, una justicia que funcione, queremos que se apliquen las leyes, una mejor situación económica y calma", dijo este domingo Valentina Muzeqari, una habitante de Tirana de 67 años. "Llevamos mucho tiempo esperando la adhesión de Albania a la Unión Europea. Creo que esta vez nos abrirán la puerte", prosiguió.

Entretanto, su país deberá lidiar con otro asunto espinoso: el tráfico de cannabis albanés, que inunda los mercados europeos y, según estimaciones, genera ganancias equivalentes a un tercio del producto interior bruto del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP