Una pareja de blogueros australianos que documentaban un largo viaje hasta Europa y que estaban detenidos en Irán fue liberada, dijo el sábado la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne.

Jolie King y Mark Firkin, de la ciudad de Perth, se encontraban documentando un viaje desde Australia hasta el Reino Unido en las redes sociales en los últimos dos años, pero sus publicaciones cesaron súbitamente hace tres meses, después de mensajes desde Kirguistán y Pakistán.

Payne dijo que después de "negociaciones muy delicadas" con las autoridades iraníes, la pareja ya logró reunirse con su familia en Australia.

"Estamos muy contentos y aliviados de estar de regreso en Australia con nuestros seres queridos", dijo la pareja, en una declaración emitida por el ministerio de Relaciones Exteriores en Canberra. "Aunque los últimos meses han sido muy difíciles para nosotros, sabemos que también lo han sido para nuestros familiares, que estaban muy preocupados".

Horas más tarde, los medios de comunicación estatales de Teherán explicaron que un estudiante iraní detenido en Australia durante 13 meses, acusado de intentar eludir las sanciones estadounidenses impuestas a Irán, también había sido liberado y había regresado a casa.

Reza Dehbashi, que prepara un doctorado en la universidad de Queensland, en Brisbane, había sido detenido y acusado de "intentar comprar y transferir a Irán, via Dubái, un equipo militar de tecnología punta estadounidense", dijo la televisión estatal iraní en su sitio web.

"La justicia australiana intentó extraditar a Dehbashi a Estados Unidos, pero finalmente fue puesto en libertad", añadió la misma fuente.

La televisión estatal emitió imágenes de la llegada de Dehbashi al aeropuerto internacional de Teherán.

Según los medios de comunicación iraníes, Dehbashi estaba trabajando en un sistema de "detección del cáncer de piel" en el momento de su arresto y rechazó las acusaciones en su contra, calificándolas de "malentendido" y totalmente "injustas".

En estos momentos hay una profesora universitaria australiana que sigue detenida en Irán y su situación, en palabras de Payne, es más "compleja". La mujer está acusada de espionaje.

Kylie Moore-Gilbert "ha estado detenida por bastante más tiempo, se ha enfrentado el sistema legal iraní y ha sido condenada", dijo la canciller.

Payne adelantó que Australia "no acepta los cargos por los que ha sido condenada" y quiere conseguir su liberación.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes