Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados en la iraquí Baquba en una imagen de archivo. El Pentágono confirmó la liberación de 70 rehenes y la detención de cinco yihadistas del grupo EI

(afp_tickers)

Cerca de 70 rehenes en manos del grupo Estado Islámico (EI) fueron liberados y cinco yihadistas detenidos este jueves en una operación de fuerzas kurdas y de Estados Unidos en Irak, en la que murió un soldado estadounidense, indicó el Pentágono.

Se trata del primer soldado estadounidense que fallece en operaciones en tierra en Irak, desde que Washington inició la ofensiva contra la organización yihadista en agosto de 2014.

La operación fue "planificada y llevada a cabo tras haber recibido informaciones según las cuales había peligro de una ejecución inminente en masa de los rehenes", dijo Peter Cook, portavoz del Pentágono, en un comunicado.

La operación fue realizada "a petición del gobierno" de la región autónoma del Kurdistán, cerca de Hawija, según Cook.

Las fuerzas estadounidenses proporcionaron helicópteros para el transporte de las tropas que efectuaron el asalto y que "acompañaron a los peshmergas (fuerzas kurdas iraquíes)" en el ataque al sitio donde estaban los rehenes, agregó.

"Se liberaron unos 70 rehenes, más de 20 de los cuales son miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes", señaló el portavoz. No había ningún occidental entre los rehenes.

Cook explicó que "cinco terroristas del grupo Estado Islámico fueron capturados" por las fuerzas kurdas, y que Estados Unidos pudo "recuperar informaciones importantes" sobre el EI.

"Varios terroristas del EI murieron también", dijo Cook.

El portavoz precisó que el soldado estadounidense que perdió la vida en la operación había resultado herido en un tiroteo cuando acompañaba a los peshmergas y falleció mientras era asistido por personal sanitario.

Un responsable de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos señaló que los yihadistas habían preparado fosas comunes y que habían dicho a los prisioneros que "los ejecutarían el jueves, tras las oraciones de la mañana".

- "Lucha ardua" -

Residentes en la ciudad de Hawija, 240 km al norte de Bagdad, declararon a la AFP que varios helicópteros Chinook participaron en la operación de rescate, mientras eran apoyados por aviones que bombardeaban las posiciones de los combatientes yihadistas.

El general Lloyd Austin, el alto mando de todas las fuerzas estadounidenses en Oriente Medio, describió la operación como "compleja y altamente exitosa".

"Elogiamos y congratulamos a los individuos valientes que participaron en esta exitosa operación que salvó varias vidas, y lamentamos profundamente la pérdida de uno de los nuestros, que murió apoyando a sus camaradas iraquíes comprometidos en una ardua lucha", afirmó.

Un responsable de inteligencia de Kirkuk, ciudad controlada por los kurdos, dijo a la AFP, bajo petición de anonimato, que se estima que entre los capturados figuran "detenidos de gran valor".

"Los líderes Daesh en Hawija desaparecieron después del ataque. Sus oficinas están cerradas y nadie sabe donde han ido," dijo un residente de esa ciudad, que habló también bajo petición de anonimato por miedo a las represalias. Daesh es el nombre árabe del grupo EI.

"El máximo líder del grupo en Hawija fue detenido, y otro líder veterano también. Muchos de ellos murieron y muchas de las personas que se encontraban en esa prisión fueron liberadas", dijo otro residente de la zona.

"El objetivo de la operación era liberar a rehenes que se encontraban bajo custodia de Daesh. Estaban detenidos en la antigua casa de un juez local", declaró el responsable de inteligencia en Kirkuk.

Najmeddin Karim, gobernador de la provincia de Kirkuk, confirmó se había ejecutado una operación de comando pero no precisó detalles.

Las fuerzas kurdas peshmerga controlan Kirkuk y llevan mucho tiempo colaborando estrechamente con la coalición liderada por Estados Unidos en la región.

AFP