Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Festejos tras la victoria del exfutbolista George Weah a la Presidencia de Liberia, el 28 de diciembre de 2017 en Monrovia

(afp_tickers)

Los liberianos concedieron al mejor futbolista de su historia, George Weah, una victoria que su adversario reconoció este viernes sin titubeos, abriendo la vía a una alternancia democrática exitosa que será un hito en África.

"Mi amor por el país es más profundo que mi deseo de ser presidente. Por eso llamé hace poco a George Weah para felicitarlo como vencedor de la elección presidencial", declaró el vicepresidente saliente, Joseph Boakai, en un mensaje solemne a la nación.

El exatacante del Mónaco, el PSG y el Milan AC, de 51 años, obtuvo un 61,5% de los votos en la segunda vuelta de la elección presidencial, el martes, frente al 38,5% de Boakai, de 73 años, según resultados oficiales con el 98% de las papeletas escrutadas.

"Respeto la voluntad del pueblo tal como fue anunciada por la Comisión Electoral Nacional", dijo Boakai, quien había contestado en vano durante semanas los resultados de la primera vuelta, celebrada el 10 de octubre.

Weah, cuyos discursos de campaña asociaban "esperanza" y "unidad", obtuvo la victoria en 14 de los 15 condados del país, mientras que Boakai se tuvo que conformar con su bastión, de Lofa, en el norte.

La participación en los comicios fue del 56%, contra el 75,2% de la primera vuelta.

"Mis queridos liberianos, siento profundamente la emoción de toda la nación. Soy consciente de la importancia y la responsabilidad de la inmensa tarea que me corresponde hoy. El cambio está en marcha", tuiteó Weah tras el anuncio de su victoria, que provocó escenas de alegría en las calles de Monrovia.

Unos 2,1 millones de electores estaban inscritos en el censo electoral. El último escrutinio de los resultados debería llevarse a cabo este viernes, y los definitivos anunciarse inmediatamente después.

- "Traspaso ordenado" -

En Liberia, que aún intenta recuperarse de la epidemia de Ébola, sigue muy vivo el recuerdo de Charles Taylor, el exjefe de guerra y expresidente (1997-2003), predecesor de la presidenta saliente, Ellen Johnson Sirleaf (2005-2017).

Condenado por la justicia internacional a 50 años de prisión, purga en Reino Unido su pena por crímenes de lesa humanidad y de guerra perpetrados en la vecina Sierra Leona.

Weah, senador desde 2014 por la provincia más poblada de Liberia, había elegido como compañera de fórmula a la exmujer de Taylor, Jewel Howard-Taylor. Ambos aseguran que no mantienen vínculos con el expresidente.

Casi tres décadas después del inicio de la guerra civil -que dejó 250.000 muertos entre 1989 y 2003-, Liberia se prepara para vivir una transición en calma, con el primer traspaso de poder entre dos presidentes electos desde 1994.

Sirleaf ya firmó un decreto para establecer un "equipo de transición" compuesto por varios ministros, para organizar un "traspaso ordenado del poder" a su sucesor, que jurará su cargo el 22 de enero.

Según el diario liberiano Frontpage Africa, la victoria de Weah se explica por la sed de cambio, tras 12 años de Ellen Johnson Sirleaf y Joseph Boakai en el poder.

"Su principal adversario cargaba con maletas demasiado pesadas", explicaba este viernes el periódico. "Para muchos, el nepotismo, la corrupción, el despilfarro y un sistema educativo debilitado empañaron el balance del gobierno" saliente, analiza FrontPage Africa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP