Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Libertad condicional para el presidente de Amnistía detenido en Turquía

Foto tomada el 15 de junio de 2017 muestra a activistas de Amnistía Internacional sosteniendo un retrato del jefe de AI en Turquía, mientras realizan una protesta contra su detención en en su país, frente a la embajada turca en Berlín.

(afp_tickers)

Un tribunal de Estambul ordenó este miércoles la puesta en libertad condicional de Taner Kiliç, presidente de Amnistía Internacional en Turquía, detenido desde junio de 2017, según una periodista de la AFP presente en la audiencia.

Kiliç está acusado de pertenecer al movimiento del predicador Fethullah Gülen, al que el gobierno turco considera el cerebro del golpe fallido de julio de 2016. Gülen, que se instaló en Estados Unidos, desmiente su implicación.

El anuncio del tribunal fue recibido entre una ola de aplausos y los familiares, amigos así como seguidores del proceso de Kilic lloraron y se abrazaron al escuchar el fallo, observó la periodista de AFP.

El proceso fue aplazado al 21 de junio.

Kiliç es uno de los 11 activistas que fueron juzgados en Estambul por acusaciones de terrorismo que, según Amnistía, son "infundadas".

Kiliç compareció por videoconferencia desde Izmir (oeste) donde está detenido tras ser acusado de haber utilizado una aplicación de mensajería secreta ByLock, que Ankara considera como un medio de comunicación del que se sirvieron los golpistas.

Entre los otros 10 activistas de derechos humanos, que obtuvieron la libertad condicional a finales de octubre, figuran la directora de Amnistía en Turquía, Idil Eser, un ciudadano alemán, Peter Steudtner, y un activista sueco, Ali Gharavi, todos acusados de haber ayudado a tres "organizaciones terroristas": El movimiento del predicador Gülen, el partido de los trabajadores de Kurdistán (PKK) y un grupo minoritario de extrema izquierda llamado DHKP-C.

"Estamos muy felices y sorprendidos. (...) Pensábamos que no obtendría la libertad condicional", indicó Özlem Dalkiran, integrante de Asamblea Ciudadana, también juzgada en este proceso y liberada en octubre.

Este proceso aumentó la preocupación sobre el deterioro de las libertades en Turquía después del intento de golpe de Estado, al que siguió la detención de 55.000 personas, entre ellos periodistas, críticos y miembros de la sociedad civil.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes