Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Personal de emergencias trabaja en el lugar del accidente del tren que descarriló, este domingo 15 de noviembre en un canal de Eckwersheim, cerca de Estrasburgo, al noreste de Francia

(afp_tickers)

El convoy de TGV (tren de alta velocidad) que descarriló el sábado durante una prueba en Alsacia (este), provocando al menos 11 muertos y 37 heridos, chocó contra un puente antes de salirse de las vías, informó este domingo la fiscalía de Estrasburgo.

Se trata del escenario más posible de acuerdo a los primeros elementos de la investigación, que señala que la locomotora "chocó" contra el puente "y el tren descarrilló antes de caer en el terraplén de las vías", según declaró a la AFP el fiscal adjunto de Estrasburgo, Alexandre Chevrier.

Un portavoz de la SNCF (empresa nacional) confirmó este primer escenario, precisando que al chocar el tren se partió en dos.

"El TGV se salió de la vía a nivel del puente y chocó contra la baranda de protección. Una parte de los vagones cayó en el canal y otra en medio del campo", indicó.

El balance de víctimas del accidente ocurrido en Eckwersheim, cerca de Estrasburgo, todavía es provisional ya que el estado de 12 de los 37 heridos es muy grave y que cinco personas están desaparecidas. En el tren, que realizaba una prueba de velocidad, viajaban niños en tanto acompañantes.

A comienzos de la noche no se había encontrado ningún otro cuerpo en el lugar, agregó Chevrier.

Las cajas negras del tren ya habían sido recuperadas, según adelantó el propio Chevrier, quien abrió la investigación.

El presidente de la compañía ferroviaria francesa (SNCF), Guillaume Pepy, consideró lo ocurrido como un "golpe enorme" para la SNCF, que nunca sufrió ningún descarrilamiento mortal desde la puesta en servicio de sus trenes de alta velocidad en 1981.

Las víctimas formaban parte de un equipo de 49 técnicos, que realizaba una prueba sobre un tramo de la línea de alta velocidad que conectará París y Estrasburgo en una hora y 48 minutos, frente a las dos horas y 20 minutos que tarda actualmente. No obstante, "había cierto número de acompañantes", entre los cuales niños, aclaró Pepy.

A causa de este accidente, la SNCF decidió aplazar la puesta en servicio de esa línea de alta velocidad, que estaba prevista para abril de 2016.

- Niños entre los heridos -

Un portavoz de la SNCF indicado este domingo más temprano que había "varios niños" a bordo del tren accidentado y que algunos de ellos estaban heridos, sin precisar la gravedad de sus lesiones.

El presidente de la compañía ferroviaria había confirmado, por su parte, la "presencia de algunos acompañantes en ese tren", incluidos niños.

La empresa entregó a los investigadores la "lista de acompañantes (...) autorizados a participar" en las pruebas para que comprueben si sus nombres coinciden con los de las personas a bordo en el momento del accidente, explicó Pepy.

"Ferroviarios o acompañantes, gente en la lista o gente que no estaba en la lista, la SNCF asumirá su responsabilidad con todas las víctimas", añadió.

Las investigaciones "permitirán esclarecer (...) quiénes son esos acompañantes, por qué estaban a bordo, y en qué circunstancias se les permitió subir al tren", había declarado Pepy horas antes.

El presidente de la compañía lamentó, además, la posibilidad de que algunas personas no tuvieran la autorización de estar a bordo. "No es una práctica reconocida por la SNCF. No estamos en una fase turística o en una fase amistosa, un tren de pruebas es un tren de pruebas", subrayó.

El tren descarriló y parte cayó en las aguas de un canal mientras circulaba a unos 350 kilómetros por hora, según una fuente cercana a la investigación.

Según el sindicato Sud Rail, el tren efectuaba "pruebas de exceso de velocidad" antes de descarrilar. La SNCF no confirmó, sin embargo, que la velocidad fuera responsable del accidente.

En el lugar de los hechos, varios camiones grúa intentaban sacar el tren del canal en el que cayó. Según los bomberos, las tareas finalizarían hacia la medianoche de este domingo.

AFP