El ministro británico responsable del Brexit se mostró abierto el domingo a abordar los puntos sobre la cuestión norirlandesa previstos en el plan de Brexit de Boris Johnson, al tiempo que pedía a la Unión Europea que se mostrara "flexible".

El plan de Brexit del primer ministro británico, presentado el miércoles como un "compromiso justo y razonable", plantea varios puntos "problemáticos" según la Unión Europea.

Entre ellos, la cuestión de los controles aduaneros entre la provincia británica de Irlanda del Norte y su vecina la República de Irlanda tras el Brexit y el derecho de veto que Londres desea conceder a la asamblea y al ejecutivo de Irlanda del Norte.

El ministro del Brexit, Steve Barclay, interrogado por la BBC sobre la disposición de Londres a hacer concesiones sobre este último punto, declaró que Londres podría "discutirlo".

Barclay dijo que el principio de pedir el consentimiento de Irlanda del Norte a esos acuerdos, que establecen una zona de regulación de bienes en la isla, es una "cuestión clave". Sin embargo, "en el marco de las negociaciones intensivas, podemos mirar esto y discutirlo", declaró el ministro.

En cuanto a la complejidad de las propuestas británicas para evitar el restablecimiento de una frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, con una disociación de los controles aduaneros y reglamentarios, "podemos entrar en los detalles de su funcionamiento operativo", afirmó Barclay.

El ministro del Brexit ha subrayado que Londres ha hecho "compromisos" y ha pedido a la Unión Europea que, por su parte, demuestre "creatividad" y "flexibilidad" para llegar a un acuerdo.

"Tenemos que entrar en negociaciones intensivas con la Comisión (Europea), estamos dispuestos a hacerlo, a trabajar día y noche", instó el ministro.

Entrevistado el domingo por la cadena de televisión inglesa BBC, el primer ministro letón Krisjanis Karins consideró que la celebración de un acuerdo "dependía enteramente de la voluntad de Johnson porque, del lado europeo, estamos siempre abiertos".

El lunes se reanudarán las complejas negociaciones sobre el Brexit entre británicos y europeos. El negociador jefe del Brexit para la UE, Michel Barnier, declaró al diario francés Le Monde que un acuerdo es "muy difícil", pero sigue siendo "posible".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes